article-thumb
   

Tras su segunda jura, la siguiente batalla de Guaidó será en su propio patio

Danny Leguízamo | 6 enero, 2020

Caracas/Foto de portada: Cortesía de Reuters.- Juan Guaidó resultó electo este domingo con cien votos para un segundo mandato como presidente de la Asamblea Nacional, tras la ilegal sesión promovida por legisladores disidentes de la oposición y abiertamente coordinados por el chavismo, en la que pretendieron nombrar a Luis Eduardo Parra como presidente. El cese de la usurpación de Maduro sigue estando lejos. Se aproxima la fecha de vencimiento de la actual legislatura. ¿Cuál es la próxima batalla de Guaidó? ¿Cuál es la batalla inmediata? 

Le puede interesar: Editorial: Señor Luis Eduardo Parra, a usted no lo reconoce nadie

El chavismo demostró que Juan Guaidó le resultaba incómodo. Tan incómodo, que Nicolás Maduro se vio en la obligación de ordenar una operación de compras de diputados, para luego terminar en un balurdo montaje de juramentación sin quorum y sin nada, ganándose el repudio de todo el país y de la comunidad internacional, pues salvo los aliados de Maduro, ningún gobierno decente reconocerá a Parra. Ni siquiera Alberto Fernández, presidente de Argentina, apoyó el sainete montado en el hemiciclo de sesiones del Palacio Federal.





Guaidó, tras su reelección legal y legítima con el aval de 100 legisladores, ha pedido perdón por los errores cometidos y se enfrenta a una nueva batalla. Una en su propio patio, pues en el discurso pronunciado tras su jura, ha dicho que habrá sesión de la Asamblea Nacional este martes. La sesión fue convocada en el hemiciclo de sesiones del Palacio Federal Legislativo, recinto en el que Luis Eduardo Parra -por cierto reconocido por Maduro- ya asumió el despacho presidencial, terminando de consumar la usurpación de funciones.

Y aunque todo acto emanado de una autoridad usurpada es nulo, el régimen de Maduro sigue contando con el aval del Tribunal Supremo de Justicia y con la Fuerza Armada. La custodia de las instalaciones del Palacio Federal reposa en la Guardia Nacional, cuyos efectivos impidieron descaradamente el ingreso de Guaidó a la sesión prevista.

“Para mañana (martes) hay muchas expectativas, nosotros vamos a ir mañana a la Asamblea”, ha dicho el diputado Carlos Berrizbeitia, juramentado como segundo vicepresidente del Parlamento en la sesión de Los Cortijos.





Guaidó ha asegurado que se mantiene firme en el objetivo de desplazar a Maduro del poder. Pese a los fracasos del 23 de febrero y el 30 de abril pasados, el presidente encargado insistió en una segunda oportunidad para Venezuela en 2020.

“Ha sido un año muy duro, de lucha (…) Yo lamento profundamente el bochornoso show impulsado por la dictadura (…) Es injusto que en Zulia a esta hora no haya electricidad en gran parte del estado, así como en el oriente. Que el 83 por ciento de la población en sus casas se les fue el agua. Venezuela necesita una respuesta y los venezolanos hoy necesitan quién asuma la responsabilidad. Ustedes no merecen eso, y les pido perdón. Asumimos la responsabilidad que tenemos hoy los diputados, los dirigentes y que no es momento de estar repartiendo culpas (…) Aunque no es suficiente hoy derrotamos contundentemente a la dictadura, agregan a su triste expediente la consolidación de la dictadura”, dijo Guaidó.

 

 

Comentarios

comentarios