Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Trastorno psiquiátrico lleva a exejecutivo de Pdvsa a acumular basura en su vivienda

Los vecinos de Andrés Antonio Clemente Lurgi ya no aguantan los malos olores en la vivienda y denuncian que maltrata a su hijo de 11 años, a quien una vez "ahorcó con una guaya"

Residencia Puerto Escondido, Catia la Mar

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- Vivir a orillas de la playa, en una residencia con servicios de primera, áreas verdes, piscina, vigilancia y acceso a comercios parece todo un sueño, pero para quienes habitan en la residencia Puerto Escondido, sector Puerto Viejo en Catia La Mar, estado Vargas, esto es imposible. Los vecinos del sector denuncian que un hombre tiene casi una década atentando contra la convivencia porque maltrata a sus hijos física y psicológicamente y además, es acumulador compulsivo de basura. El hedor y las plagas que salen de su apartamento son insoportables.

Lea también: Ingrid Gomes: "Las mujeres abusadas no podemos callar lo que estamos viviendo"

Andrés Antonio Clemente Lurgi "vive" en el apartamento 25 de las atractivas residencias, pero todos sus vecinos coinciden en que se ha convertido en un problema de salud pública.

"Estamos desesperados, no sabemos a quién pedirle ayuda porque la policía viene, lo han capturado en flagrancia golpeando a los niños, pero enseguida se van", comentó uno de los vecinos a El Cooperante, quien pidió resguardar su identidad por temor a represalias. "Tiene armas y es muy volátil, una vez estaba ahorcando al niño con una guaya", condenó.

Según la versión que fue constatada durante varias entrevistas individuales hechas a cinco vecinos, Clemente Lurgi no solo maltrata a sus hijos, sino que acumula basura y desperdicios en el pequeño apartamento de dos habitaciones. Tras una denuncia realizada a la Alcaldía de Catia La Mar, el año pasado enviaron una cuadrilla de limpieza que sacó 6 camiones con escombros y basura. Pero Clemente Lurgi logró detener el operativo.

En un video enviado a esta redacción se observa a empleados de la Alcaldía sacando montañas de basura y escombros. En otro video se puede ver a sus hijas rodeadas de cientos de cucarachas, mientras limpian. Fue este mismo día cuando varios trabajadores sociales se llevaron a los tres hijos del hombre que tiene más de 60 años.

"El día que llegó la cuadrilla de limpieza con empleados del aseo, varios funcionarios le dijeron que si mantenía el apartamento en buenas condiciones y accedía a mantenerlo limpio no se llevarían a los niños, pero él respondió públicamente que prefería que se los quitaran porque es más importante acumular sus cosas", contó una de las copropietarias vía telefónica.

Maltrato y violencia infantil

Lino tiene 12 años y es uno de los hijos de Clemente Lurgi. Debido a las condiciones de insalubridad en las que está el apartamento, el niño duerme afuera de la casa en un colchón en el piso y constantemente es maltratado por su padre.

"Todo el tiempo lo maltrata, lo golpea y le cae a patadas", aseveró uno de los vecinos que envió varios videos y fotografías que respaldan su testimonio.

"Meses después de que se los llevaron a la casa hogar en Macuto, el niño se escapó, volvió al apartamento y desde entonces se ha estado portando mal. Ya está en la calle con niños mala conducta, participa en peleas callejeras y atenta contra la seguridad de la zona. Varios vecinos lo hemos apoyado porque es una víctima de la situación, pero es triste saber que en esas condiciones no se puede esperar que tenga una vida normal", lamentó otra de las vecinas.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.
Lino durmiendo en el piso a las afueras del apartamento.

Lino y las otras dos niñas son los hijos menores de Clemente Lurgi. Su mamá los abandonó hace un par de años y se fue a Barquisimeto. La pareja peleaba de forma violenta y los episodios le valieron a Clemente Lurgi una denuncia en Fiscalía, pero esto tampoco ha calmado la situación.

"Nosotros llevamos las pruebas al Ministerio Público, están todas las fotos, los testimonios, varios vecinos han sido citados, vigilantes de la residencia que han presenciado los hechos también, pero no pasa nada porque a él lo tienen como inestable mental. Clemente ha asistido, pero por la condición de indigente que tiene, que apesta a 20 metros y llega todo asqueroso, lo sacuden rápido", condenó un vecino.

En un audio enviado a esta redacción, un hombre que alquiló recientemente el apartamento de al lado, relató las pésimas condiciones en las que vive clemente Lurgi.

"El olor es terrible, llevamos aromatizantes y no nos pegó tanto porque dejamos la ventana abierta, pero cuando abrimos la peste es insoportable, tuvimos que pegar papel contac. En el ducto del aire del baño salen olores nauseabundos, en el centropiso también, en la campana que está en la cocina también hay mal olor, al igual que los tomacorrientes. Se meten muchas moscas y estamos tratando de resolver la situación". 

¿Quién es Clemente Lurgi?

Un vecino que tiene más de 20 años viviendo en las residencias, contó que Clemente Lurgi no siempre fue una amenaza para la comunidad.

"Es un hombre muy letrado, muy inteligente. Durante años, habitó el apartamento con su primera esposa, él era un ejecutivo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) que venía solo los fines de semana, un hombre muy pulcro. Pero todo cambió cuando se divorciaron en el año 2006, eso lo colapsó y comenzó el asunto de la acumulación de basura, la indigencia. Unos años después se juntó con la otra mujer -indigente- y comenzó el caos", dijo.

Los vecinos consideran a Clemente Lurgi un hombre muy "elocuente" y "fácil de palabra".

"Se conoce las leyes y sus derechos de pies a cabeza, cuando llegan los funcionarios, él los envuelve. Sabe bien cuáles son sus derechos como propietario y que dentro de su casa puede meter lo que él quiera, pero no respeta que vive en comunidad y que las plagas son un tema de salud pública, estamos vulnerables", reprochó una de las mujeres.

En una ocasión, varios vecinos esperaron a Clemente Lurgi en la entrada de la residencia para impedirle "con palos y escobas" que siguiera metiendo basura. Pero de inmediato comenzó a recitar -de memoria- sus derechos como propietario.

Debido a lo delicado de la situación, los residentes solo quieren que se haga justicia, que sea trasladado a un centro donde le puedan brindar ayuda psicológica y que el niño -Lino- esté en un lugar donde no sea una amenaza para nadie. 

"Nosotros hemos intentado de todo, esta es nuestra última esperanza. Una vez hasta le ofrecimos comprarle el apartamento, pero no aceptó, nunca hizo los trámites necesarios, solo queremos poder vivir en paz y tranquilidad. Alguien tiene que detenerlo porque todas las noches llega con más basura y escombros".

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.




Artículos relacionados

Destacados

La Administración de Iván Duque dijo que no puede mantenerse en silencio ante las arbitrariedades y excesos de una dictadura

Deportes

Venezuela cerró la fase de grupos en el segundo lugar del grupo A con siete puntos

Destacados

Abdo Benítez dejó clara la postura de Paraguay de desconocimiento a la Administración de Maduro

Destacados

Lacalle Pou dijo que participar en la Cumbre de la Celac "no significa ser complaciente"