Connect with us

Sucesos

Tres autopsias y un misterio: el caso de Debhani Escobar sigue generando polémica

Durante las investigaciones, el cuerpo de Debhani Escobar fue sometido a dos autopsias, pero ambas no coinciden y el Gobierno de México solicitó un tercer procedimiento para esclarecer el caso definitivamente

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: El Mundo.- Tal parece que el caso de Debhani Escobar no deja de generar polémica, pese a que falta poco para que se cumpla un mes de su sepelio -24 de mayo-. Y es que el Gobierno de México ha solicitado realizar una tercera autopsia al cuerpo de la joven de 18 años que se ha convertido en la cara de los femicidios y la violencia contra la mujer en el país azteca.

Lea también: ¿Feminicidio o accidente mortal? Debhani Escobar sigue estremeciendo a México

Lo que empezó con una imagen viral en Twitter, se ha convertido en lo que conocemos en Venezuela como un "cangrejo". Y es que las irregularidades en la búsqueda, vacíos de información y diferentes procedimientos judiciales no terminan de acaparar los principales titulares de medios de comunicación mexicanos.

Este sábado, un experto forense cuestionó en entrevista concedida a Univisión web, la forma en la que ha sido manejado el caso y explicó los pros y contras de realizar una tercera necropsia a la víctima.

“Por qué el médico que hizo la segunda autopsia de la joven Debanhi Escobar permitió que inhumaran (dieran sepultura) su cuerpo. Por qué nadie, ni la Fiscalía, ni los familiares pensaron que había que conservar su cuerpo, que era la evidencia más fuerte de lo que le había ocurrido”, pregunta inquieto el médico forense Alejandro Hernández Cárdenas, perito de la fiscalía de Chihuahua y profesor de la Universidad Viscaya de Las América, quien ha seguido de cerca el caso de la joven de 18 años que desapareció el 8 de abril y cuyo cuerpo fue hallado el 21 del mismo mes, en la cisterna de un motel de Escobedo, en la carretera a Nuevo Laredo.

Advertisement

Hernández Cárdenas expuso que cuando un cuerpo es preparado para ser enterrado pasa por una serie de procedimientos que complican rastrear la causa de muertes y las lesiones que sufrió en vida. Sin embargo, aseguró que si hay dudas sobre los peritajes anteriores vale la pena hacer todo lo que esté al alcance de la medicina forense para resolverlo.

Durante las investigaciones, el cuerpo de Debhani Escobar fue sometido a dos autopsias, pero ambas no coinciden. La primera, llevada a cabo por la Fiscalía de Justicia de Nuevo León, aseguró que el cuerpo de la joven de 18 años tenía “una profunda contusión craneal” que evidenciaba la causa de la muerte. Este hallazgo hizo que las autoridades siguieran una línea de investigación relacionada con un posible accidente. El primer reporte, además, no mencionó ninguna evidencia de abuso sexual.

Posteriormente, el padre de la occisa, Mario Escobar Salazar -en uso de su derecho- pidió un segundo peritaje independiente que reveló que la joven había sido asesinada y habría sufrido violencia sexual.

Descartando cualquier posibilidad de muerte por accidente, el informe filtrado a los medios, señaló que Debanhi Escobar había fallecido "antes de que su cuerpo fuera introducido o arrojado" a la letrina de agua donde fue hallado.

Ante la confusión, el subsecretario de Seguridad de México, Ricardo Mejía anunció que se realizará una tercera y definitiva autopsia para esclarecer el caso "de una vez por todas".

Advertisement

Rehidratación de tejidos

Pese a todas las interrogantes que tiene sobre el caso, Hernández Cárdenas detalló que cuando un cuerpo tarda semanas en ser hallado se complica todo.

“Desconozco cómo encontraron el cuerpo, pero si es verdad que lo hallaron 13 días después de su muerte debió haber estado en un muy alto estado de descomposición, el clima de esa zona del país influye mucho en este proceso y que haya sido encontrado en un cuerpo de agua lo empeora”, enfatizó. "En este punto, es muy difícul detectar moretones, y a veces, es más díficil que se pueda determinar si hubo abuso sexual".

“Entiendo que no hayan podido encontrar lesiones contundentes para asegurar si hubo o no abuso sexual. Si no pudieron ver rasgos claves, aunque supongan que hubo violencia, solo pueden poner lo que se podría defender en un juicio”, agregó.

El experto, subrayó que en estas condiciones los cuerpos pueden momificarse por deshidrataciòn o se pudren por efecto de las bacterias y condiciones ambientales.

Advertisement

"Ambos procesos hacen que cambie la piel que adopta colores irreconocibles, que los cuerpos se hinchen o se contraigan perdiendo todo rasgo de identidad, impiden que se vean lunares y hasta tatuajes. Este proceso empieza en el momento mismo del deceso, por lo que a veces es tan complicado identificar a las víctimas".

Sin embargo, no todo está perdido. Existe un método denominado rehidratación de tejidos blandos presentes en cadáveres momificados y reversión de procesos de putrefacción con fines forenses de identificación y determinación de causa de muerte. Este ha ayudado a revelar causas y detalles esclarecedores sobre cómo ocurrieron las muertes de esas víctimas.

“Consiste en imbuír en una tina el cuerpo entero con una solución especial, que hemos patentado, en un periodo que puede ir de los 3 a los 7 días y que permite rehidratar el cuerpo y que aparezcan marcas y señas de identidad, esenciales para que las familias de las víctimas puedan estar seguras de que se trata de la persona que han perdido, pero también, por ejemplo, rastros de moretones que dependiendo de su tono rojo, morado, negro o verdoso nos dejará saber si el cuerpo fue sometido a golpes, por cuánto tiempo y de qué tipo”.



Tendencias