Connect with us

Investigación

Tres veces torturado: El calvario de Vasco da Costa, preso emblemático del chavismo

Publicado

/

Caracas. -Tres veces detenido y tres veces torturado, sobre Vasco Da Costa pesa una medida de libertad que no ha sido cumplida, pues no acepta el destierro. Acusado en 2004 por la denominada Operación Daktari; en 2014, por cargos de asociación para delinquir y fabricación ilegal de explosivos, y en el 2018, con la llamada Operación Gedeón II, su hermana, Ana María Da Costa, dice que Vasco ha estado al borde de la muerte.

Lea también: "El día en que la represa de El Guri surtió de agua a toda Venezuela"

Da Costa, se encuentra actualmente en el área de procesados militares del Hospital Militar Universitario Dr. Carlos Arvelo, en Caracas, lugar en el que permanece desde el pasado 7 de octubre de 2019. Ingresó después de que en julio de ese año le fue diagnosticado un carcinoma en su ojo izquierdo producto de las torturas que recibió en prisión.

Su hermana, Ana María Da Costa, es la familiar que más cerca ha estado de la situación, que por momentos, según detalló para El Cooperante, llegó a ser crítica, estando en peligro de muerte.

"Le operaron su carcinoma, se lo extrajeron, le aplicaron la quimioterapia, salió bien de todo y ahora está en lo que le llaman protocolo del cáncer. A pesar de que en estos momentos se mantiene en un estado de salud complicado, está de alta médica, pese a ello, no dejan que nadie lo vea, lo tienen secuestrado", comentó.

Contó que en la cárcel militar de Ramo Verde fue torturado en una celda de castigo en la que fue mordido por una rata, y a raíz de ello, le dio celulitis en su pierna derecha, padecimiento que, a su juicio, fue ignorado intencionalmente por las autoridades competentes de su custodia.

La herida "terminó infectándose y ya cuando casi era una gangrena", logró conseguir una autorización en una Corte Marcial para que haya sido trasladado y atendido en el Hospital Militar el 7 de octubre de 2019.

Advertisement

"A raíz de esto, le dieron una orden de libertad el 17 de octubre de 2019, pero cuando el doctor Guillermo Heredia fue a la Corte Marcial para que se haga efectiva, el presidente de la Corte Marcial, el mayor general Edgar Rojas le dice que no, que Vasco es libre para irse para el aeropuerto, para irse del país, que si no, de otra manera no va a ser efectiva la orden", agregó.

El 17 de diciembre, el papa Francisco le hizo llegar a través del nuncio apostólico de Venezuela, Aldo Giordano, una misiva de felicitación a Da Costa por una supuesta liberación que nunca se concretó, luego de que la víctima se negó a ser desterrado del país.

"Vasco ha estado tres veces preso, nunca le hicieron un juicio, cinco veces detenido, tres veces torturado y lo tienen preso a pesar de que tiene una orden de libertad", enfatizó.

¿Quién es Vasco Da Costa?

Vasco Da Costa es el líder del Movimiento Nacionalista, que en el 2018 impulsó una iniciativa en el marco de las elecciones presidenciales de mayo, que tenía como misión promover la abstención, para demostrar que por medio de Exit Poll (conteo rápido) se evidenciaría la baja asistencia electoral.

"El Movimiento demostró que el 82% del padrón electoral no fue a votar y es una de las razones por las que Maduro es ilegítimo. Entonces el chavismo nunca le va a perdonar eso ni a Vasco, ni a ninguno de los nacionalistas, por eso nos han perseguido, a los que han podido capturar están presos, nos han violado los derechos humanos de todas las maneras posibles", expresó.  

Aislados por la pandemia

Advertisement

Su hermana aseguró que a raíz de la crisis generada por la Covid-19, el jefe de seguridad del Hospital Militar, el coronel José Viloria rompió su pase de entrada, alegando que "están en cuarentena", impidiendo el acceso a las visitas familiares. Al intentar pedir una explicación del por qué a unos presos políticos se les permitía tener más contacto con sus familiares, la respuesta de los militares a Ana Maria Da Costa fue que el caso de Vasco era "diferente y que no iban a dar más explicaciones".

Denunció que debe ir todos los días a llevarle comida, ropa limpia y medicinas en las afueras del Hospital Militar, hasta que los funcionarios se decidan a buscar las cosas. Recordó que una vez tuvo que esperar durante tres horas y media bajo el sol para ser atendida.

¿Cómo fue el motín de Ramo Verde?

La cárcel militar de Ramo Verde, en Los Teques, fue uno de los dos lugares en los que permaneció Da Costa durante su tercera detención, compartiendo también seis meses iniciales de reclusión en la del Centro Penitenciario de Occidente, mejor conocido como la cárcel de Santa Ana, ubicada en la población de Santa Ana del estado Táchira.

"La Dgcim de vez en cuando va a Ramo Verde, tortura a algunos y roban a todos. En mi opinión ellos van a robar. Lo hicieron en septiembre del año pasado, en diciembre del año pasado, en marzo y pretendían hacerlo otra vez este 15 de abril, sin embargo, los presos, que ya están cansados de ser torturados y abusados, cuando vieron que iba a ingresar una cantidad importante de personas, mandaron una voz de alerta a sus familias, no sé cómo lo hicieron, pero lo hicieron y se amotinaron. En la tarde finalmente entró la Dgcim, pero no torturaron a nadie, simplemente vieron y se fueron", dijo, en alusión a la situación irregular que se vivió el miércoles pasado. Los presos políticos ejercieron presión para que se respeten los protocolos para evitar la propagación del coronavirus.

Añadió que a los privados de libertad únicamente les han dado tapabocas, antibacteriales y alcohol mediante donaciones, pero que la única medida de prevención que han establecido es el aislamiento. "Cuando la Dgcim entró en marzo se denunció que si alguno se contagiaba con coronavirus, la responsabilidad era de Nicolás Maduro, porque ellos actúan bajo la orden directa de él".

¿De qué se le acusa a Vasco Da Costa?

El caso de Vasco Da Costa, forma parte de la denominada Operación Gedeón II, en la que, según el régimen, se pretendía poner explosivos en algunas instalaciones militares como la base aérea Francisco de Miranda, ubicada en La Carlota, Caracas.

Advertisement

El 18 de abril de 2018, Néstor Reverol anunció la captura de los líderes y militantes del Movimiento Nacionalista, quienes fueron acusados de trabajar en coordinación con el exinspector del Cicpc, Óscar Pérez, quien fue "ajusticiado" el 15 de enero de ese mismo año.

"En la acusación del caso, si ves el nivel de escrito de la redacción, lo que da es vergüenza, porque ahí no hay ni una sola oración que diga: Vasco Da Costa, Régulo García Castro, José Luis Santamaría, Luis Leal, Yorfran Quintero, Alonso Mora, Carlos Aristimuño hicieron algo tal día, en tal hora, con tales instrumentos y ejecutando tal acción. El libreto es una cosa difusa donde habla de que alguien dijo, porque parecía, que daba la impresión que ellos iban a realizar tal cosa, que no tiene ningún tipo de asidero en la realidad", afirmó.

Precisó que el caso ha sido denunciado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como caso de tortura individual en la Corte Penal Internacional (CPI), en la Fiscalía de Caracas, en la Fiscalía del Táchira, ante la Defensoría del Pueblo, ante la Dirección de Procesados Militares y la Corte Marcial, no obstante, en ninguna de las instancias ha recibido respuesta.

"No hay derecho en este país. La acusación es tan descarada que el juez de control Maikel Amezquita, le decía al fiscal Echenique que si podía dejar eso para otro día para ordenar mejor la acusación. Este le respondía que eso estaba ahí, que no iba a hacer otra acusación y la orden era mandarlos a juicio si no admiten culpabilidad. Ellos se negaron a admitir su responsabilidad, y entonces fueron a un juicio que nunca ha empezado", sentenció Da Costa.  





Tendencias