article-thumb
   

Trump endureció política con Venezuela y se alejó de Cuba en su primer año en la Casa Blanca

El Cooperante | 19 enero, 2018

Washington, 19 de enero. EFE.- En solo un año en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump endureció la política con Venezuela, retrocedió en la relación con Cuba y soliviantó a un socio clave como México con su empeño en construir un muro fronterizo.

Lea también: “Lo aclaró muy bien”: Canciller de Dominicana avaló tesis que Reverol no habló del diálogo

Con Trump, la diplomacia y el discurso moderado de su antecesor, Barack Obama, han dado paso a una retórica dura y muchas veces ofensiva hacia Latinoamérica y sus inmigrantes en Estados Unidos. El magnate republicano empezó su campaña electoral en 2015 diciendo que México no envía “a su mejor gente” sino a “violadores”, “gente que trae crimen y drogas”, y este sábado cumple un año en la Presidencia entre críticas por haber llamado supuestamente “agujeros de mierda” a El Salvador, Haití y los países africanos.





Este discurso, acompañado de medidas migratorias dramáticas para la comunidad hispana, ha perjudicado notablemente la imagen de Estados Unidos en la región: su aprobación cayó del 49% en el último año de Obama al 24%, según el sondeo más reciente de Gallup. “La credibilidad y reputación de Estados Unidos en Latinoamérica se ha visto perjudicada en el último año”, explicó a Efe el presidente del Diálogo Interamericano, Michael Shifter, quien subraya que esos números son “especialmente malos” en México.

Además de esa retórica y de su política antinmigrante, “la nueva política hacia Cuba, la negación del cambio climático y el proteccionismo económico también han minado la imagen de EE.UU. en Latinoamérica”, señaló a Efe Benjamin Gedan, que fue director para Sudamérica en el Consejo de Seguridad Nacional de Obama.


Le puede interesar: “Ha sido muy doloroso”: Hasta 20 días caminan venezolanos para huir de la crisis

Aunque con un estilo totalmente opuesto, hay dos aspectos comunes a la política de Trump y Obama hacia Latinoamérica en los que todos los analistas consultados por Efe coinciden: ninguno de los dos la situó entre las prioridades de política exterior y ambos identificaron la crisis de Venezuela como el mayor reto regional.

Trump ha intensificado la presión al Gobierno venezolano con continuas rondas de sanciones económicas individuales y también, por primera vez, financieras, pero ha evitado hasta el momento la medida más rotunda, el embargo petrolero, que reclaman algunas voces como el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Venezuela ha sido desde que ganó las elecciones un tema principal de conversación con los presidentes latinoamericanos y con el español, Mariano Rajoy, y Trump ha hecho gestos simbólicos que evitó Obama como recibir en el Despacho Oval a la opositora Lilian Tintori. Detrás de ese encuentro, y de su política de mano dura hacia Caracas y La Habana, está el senador de origen cubano Marco Rubio, que ahora presiona para aplicar medidas más rigurosas ante los supuestos ataques a 24 funcionarios estadounidenses en Cuba.

Comentarios

comentarios