article-thumb
   

Trump evalúa restringir fuertemente acceso de residencia permanente a inmigrantes

El Cooperante | 8 febrero, 2018

Caracas, 8 de febrero.- El gobierno de los Estados Unidos, evalúa restringir fuertemente la inmigración, endureciendo el acceso a la residencia permanente para los extranjeros que hacen vida en ese país y hayan recibido ciertos beneficios públicos.

Lea también – El viento le hizo una mala jugada a Donald Trump y reveló su amplia calvicie (+Video)

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha delineado una propuesta de nuevas normativas, que permitiría a los funcionarios de inmigración controlar el potencial uso de los extranjeros de ciertos beneficios estatales financiados por los contribuyentes, para determinar si podrían implicar una carga pública, según reseñó Reuters.





De aprobarse ésta propuesta, las autoridades estadounidenses podrían chequear si el solicitante de la residencia permanente ha inscrito a un hijo en programas preescolares del gobierno o esté recibiendo subsidios en tarifas de servicios públicos o descuentos en la cobertura de salud.

El borrador de la normativa, es una drástica modificación respecto a los lineamientos actuales, que han estado vigentes por casi dos décadas y prohíben explícitamente a las autoridades evaluar esos beneficios que no implican la entrega directa de efectivo para decidir si un extranjero en el país norteamericano pueda convertirse en residente.


“Los no-ciudadanos que reciben beneficios públicos no son autosuficientes y están dependiendo del gobierno de Estados Unidos y de entidades estatales y locales para obtener recursos, en lugar de sus familias, patrocinadores u organizaciones privadas”, indica el documento.

Por otro lado, el texto sostiene que haber recibido beneficios podría ser perjudicial para el solicitante de la residencia, lo cual señala que  “la recepción de beneficios públicos por parte de un extranjero es a expensas de un contribuyente y la disponibilidad de beneficios públicos implicaría un incentivo para los extranjeros para migrar a Estados Unidos”.

Durante el año 2016, unas 383 mil personas que serían sujeto de estas reglas obtuvieron el permiso de residencia definitiva estando en Estados Unidos.

De ser aplicadas estas nuevas condiciones, no será usada para los que tienen residencia definitiva, pero sí a un amplio rango de personas que viven o trabajan en Estados Unidos, incluyendo a familiares cercanos de ciudadanos estadounidenses y trabajadores empleados por empresas locales.

Comentarios

comentarios