article-thumb
   

Trump solicitó extender declaratoria de emergencia para Venezuela

Gianfranco Ruggiero | 5 marzo, 2020

Caracas/ Foto: EFE.– El presidente estadounidense, Donald Trump, reiteró este jueves su respaldo a los venezolanos y le solicitó al Congreso de Estados Unidos (EE. UU.) extender la declaratoria de emergencia nacional por la grave crisis humanitaria en Venezuela.

Le puede interesar: «Elizabeth Warren se retiró de la carrera demócrata para arribar a la Casa Blanca»

Trump, dirigió la comunicación apoyándose en la Orden Ejecutiva 136.926, la cual fue firmada el 8 de marzo de 2015. El Jefe de Estado mostró su deseo de que dicha Orden continué hasta que se logre la libertad de Venezuela.





“La situación en Venezuela continúa representando una inusual y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y la política exterior de EE. UU. He decidido mantener declaratoria de emergencia Nacional con respecto a Venezuela”, reza parte del comunicado.

Comunicado íntegro

El 8 de marzo de 2015, el Presidente emitió la Orden Ejecutiva 13692, declarando una emergencia nacional con respecto a la situación en Venezuela basada en la erosión del Gobierno de Venezuela de las garantías de derechos humanos; persecución de opositores políticos; restricción de las libertades de prensa; uso de la violencia y las violaciones y abusos de los derechos humanos en respuesta a las protestas antigubernamentales; y arrestos y detenciones arbitrarias de manifestantes antigubernamentales, así como la presencia exacerbada de corrupción gubernamental significativa.

El 24 de agosto de 2017, emití la Orden ejecutiva 13808 para tomar medidas adicionales, con respecto a la emergencia nacional declarada en la Orden ejecutiva 13692, para abordar los abusos graves de los derechos humanos y las libertades fundamentales; la profundización de la crisis humanitaria en Venezuela; el establecimiento de una Asamblea Constituyente ilegítima, que usurpó el poder de la Asamblea Nacional elegida democráticamente y otras ramas del Gobierno de Venezuela; corrupción pública rampante; y la continua represión y persecución y violencia hacia la oposición política.





El 19 de marzo de 2018, emití la Orden ejecutiva 13827 para tomar medidas adicionales, con respecto a la emergencia nacional declarada en la Orden ejecutiva 13692, para abordar las acciones tomadas por el régimen de Maduro para tratar de eludir las sanciones de los Estados Unidos mediante la emisión de una moneda digital en un proceso que la Asamblea Nacional elegida democráticamente por Venezuela denunció como ilegal.

El 21 de mayo de 2018, emití la Orden ejecutiva 13835 para tomar medidas adicionales, con respecto a la emergencia nacional declarada en la Orden ejecutiva 13692, para abordar las acciones del régimen de Maduro, incluida la mala gestión económica endémica y la corrupción pública a expensas del pueblo venezolano y su prosperidad y represión de la oposición política; intenta socavar el orden democrático celebrando elecciones anticipadas que no fueron libres ni justas; y la profundización de la crisis humanitaria y de salud pública en Venezuela.

El 1 de noviembre de 2018, emití la Orden ejecutiva 13850 para tomar medidas adicionales, con respecto a la emergencia nacional declarada en la Orden ejecutiva 13692, para abordar las acciones del régimen de Maduro y las personas asociadas para saquear la riqueza de Venezuela para sus propios fines corruptos; degradar la infraestructura y el entorno natural de Venezuela mediante la mala gestión económica y las prácticas industriales y mineras confiscatorias; y catalizar una crisis migratoria regional al descuidar las necesidades básicas del pueblo venezolano.

El 25 de enero de 2019, emití la Orden ejecutiva 13857 para tomar medidas adicionales, con respecto a la emergencia nacional declarada en la Orden ejecutiva 13692, para abordar las acciones de personas afiliadas al régimen ilegítimo de Maduro, incluidas las violaciones de los derechos humanos y los abusos en respuesta a la lucha contra -Maduro protestas; arresto arbitrario y detención de manifestantes anti-Maduro; restricción de la libertad de prensa; hostigamiento de opositores políticos; y continuos intentos de socavar al presidente interino de Venezuela y socavar la Asamblea Nacional, la única rama legítima del gobierno debidamente elegida por el pueblo venezolano, y evitar que el presidente interino y la Asamblea Nacional ejerzan autoridad legítima en Venezuela.

El 5 de agosto de 2019, emití la Orden ejecutiva 13884 que impuso un bloqueo económico total al Gobierno de Venezuela, con respecto a la emergencia nacional declarada en la Orden ejecutiva 13692, por sus continuos abusos contra los derechos humanos, incluidos el arresto y la detención arbitrarios o ilegales. de los ciudadanos venezolanos, la interferencia con la libertad de expresión, incluso para los miembros de los medios de comunicación, y los intentos continuos de socavar el ejercicio de autoridad legítima del presidente interino de Venezuela y la Asamblea Nacional de Venezuela en Venezuela.

Las circunstancias descritas en la Orden ejecutiva 13692, y las órdenes ejecutivas posteriores emitidas con respecto a Venezuela, no han mejorado, y estas circunstancias en Venezuela continúan planteando una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos. Por lo tanto, de acuerdo con la sección 202 (d) de la Ley Nacional de Emergencias (50 USC 1622 (d)), continúo durante 1 año la emergencia nacional declarada en la Orden Ejecutiva 13692.

Este aviso se publicará en el Registro Federal y se transmitirá al Congreso.