Connect with us

Internacionales

Trump tendrá que pagar multa de 354 millones de dólares por fraude 

Los hijos mayores del mandatario recibieron una multa de cuatro millones de dólares a cada uno, mientras que el exdirector financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, deberá pagar un millón de dólares

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: Archivo. El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump deberá pagar una multa de 354 millones de dólares por fraude en su empresa familiar, la Organización Trump.

Lea también: Biden aseguró que Putin es "responsable" de la muerte de Navalny

Los hijos mayores del mandatario recibieron una multa de cuatro millones de dólares a cada uno, mientras que el exdirector financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, deberá pagar un millón de dólares. 

Todos fueron acusados de inflar cifras de activos para lograr ventajas con aseguradoras y bancos.

Además, el magistrado Arthur Engoron dictaminó que Trump no podrá ejercer como director de ninguna empresa o entidad legal durante tres años o pedir préstamos de ninguna entidad registrada en Nueva York en el mismo período, reseña ABC News

La decisión de Engoron se produce tras un juicio civil de 11 semanas en Nueva York, donde testificaron Trump y tres de sus hijos adultos.

Advertisement

El veredicto, uno de los más esperados por los medios de comunicación en Estados Unidos, se demoró más de una semana, debido a que estaba previsto que se conociera a finales de enero.

El juicio duró dos meses y en él se dirimieron seis cargos relacionados con la manipulación de cifras de activos en los documentos financieros de la Organización Trump para obtener ventajas con aseguradoras y bancos.

Reacción de la familia Trump

En un comunicado al medio de comunicación estadounidense, los miembros de la familia Trump y sus abogados calificaron el fallo como “injusto” e indicaron que planean apelar.

Eric Trump aseguró que la sentencia es "una broma total" y "una locura". 

Por su parte, el abogado de Donald Trump, Chris Kise aseguró que el caso era una "cruzada política injusta" contra el candidato presidencial republicano y que no había pruebas de fraude.

Advertisement

"Es difícil imaginar un proceso más injusto y es difícil creer que esto esté sucediendo en Estados Unidos", dijo Kise. 



Tendencias