article-thumb
   

Tribunal Supremo anula calificación de la mendicidad como práctica delictiva

Christhian Colina

Christhian Colina.- Producto de una demanda de nulidad por inconstitucionalidad a cuatro artículos de del Código Orgánico Procesal Penal (COPP) interpuesta por la exdefensora del pueblo, Gabriela Ramírez, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró parcialmente con lugar la anulación de los artículos 502, 503, 504 y 538 que describen las formas de “mendicidad” e imponía detenciones a quienes se encuentren en esa situación.

De acuerdo a la decisión del máximo tribunal del país, la mendicidad “debe ser abordada desde sistemas axiológicos, educativos, deportivos, religiosos, jurídicos y políticos en general, haciendo uso proporcional y progresivo para tratar (…) en el marco de un respeto cabal a los Derechos Humanos, incluyendo los de las personas que se encuentren en esa situación”.

La sentencia especifica hipotéticos casos en donde se autoriza la intervención penal y judicial del Estado ante los mendigos, “tendría inmediata explicación la punición de quien utilice niñas, niños, adolescentes, indígenas o personas en situación de vulnerabilidad, para mendigar; así como también quien utilice a los mendigos para delinquir, o de quien mendigue de forma violenta o coactiva”.

La Sala Constitucional señaló en el escrito, que las modificaciones efectuadas son “por su naturaleza, temporales, hasta tanto el órgano correspondiente adecúe las disposiciones respectivas a la Constitución”.

La nueva situación jurisdiccional, lejos de contribuir con la disminución de la mendicidad como práctica de obtención de recursos económicos, generará una inerte acción del Estado al impedir su detención, por cuanto en casos como el Metro de Caracas, la detención y posterior expulsión del sistema férreo dejará de ser considerada punitiva, por violar los Derechos Humanos de las personas que practiquen referido fenómeno social.

Comentarios

comentarios