Connect with us

Tecnología

UCAB ofrece nuevo diplomado para entender el modelo de criptomonedas y el blockchain

La Cátedra Empresarial «Economía Digital y Criptoactivos» tendrá una duración de 90 horas académicas. Las inscripciones están abiertas para comenzar clases presenciales el 21 de mayo. Además de profesores ucabistas, profesionales de cuatro compañías aliadas acompañarán a los estudiantes para que adquieran conocimientos teóricos y prácticos

Publicado

/

Caracas.- La economía avanza a la par con la tecnología. Entre ellas se complementan para
responder a las demandas de su tiempo y, así, facilitar el desarrollo de la sociedad en
todas sus aristas. Las instituciones universitarias también procuran estar al día con este
progreso y la UCAB, a través del Centro Internacional de Actualización Profesional
(CIAP), ahora se abre a la enseñanza de los fundamentos del nuevo modelo económico
que traslada los procesos físicos a lo virtual, gracias a las criptodivisas y la tecnología del
blockchain. Se trata, pues, de la Cátedra Empresarial «Economía Digital y Criptoactivos».

Lea también: Twitter lanzó nuevo juego que ayuda a entender su política de privacidad

El diplomado presencial, que comenzará el 21 de mayo y terminará el 23 de julio, juntará
a empresas privadas y la UCAB para formar, durante 90 horas académicas, a
profesionales y estudiantes universitarios (de cualquier área) que quieran aprender
conceptos básicos de la economía digital. De la mano de profesores ucabistas se
obtendrá la teoría; y de expertos que se desarrollan en el área, el estudiante aplicará lo
aprendido a través de la práctica. Las clases se llevarán a cabo en la sede del CIAP,
ubicado en La Castellana, los viernes de 2 p.m. a 7 p.m. y los sábados de 9 a.m. a 2 p.m.
Explican María Alejandra Paublini, directora y docente de la Escuela de Economía; y
Gonzalo Pisani, coordinador de proyectos especiales de la UCAB y coordinador
académico del diplomado, que el programa consta de dos módulos.

El primero, de 54 horas académicas, tratará las dimensiones económicas, financieras,
jurídicas, tecnológicas, de comunicación y redes sociales, más la dimensión ambiental, y
el fintech. El módulo siguiente, de 36 horas académicas prácticas, versará sobre
introducción a los criptoactivos y los experienciales en áreas como wallets, exchange,
trading, minería digital y NFT’s y games. La segunda parte será guiada por especialistas
de las empresas aliadas CriptoFusión, Coingroup, One Click 360 y Roberto Hung&Asoc.

«Hoy en Venezuela es cada vez más aceptada la criptomoneda por las dificultades de
pago. Incluso, en algún momento, por el tema de costo eléctrico, minar fue muy atractivo.
Creo que esa combinación de escasez de medios de pago y la electricidad asequible
facilita la introducción de la economía digital en el país. Se inició el camino de las cripto
porque es sencillo, accesible, eficiente y económico manejarse con un wallet, donde
puedes recibir y hacer transferencias», dijo Paublini.

Al cumplir con los requisitos y las horas académicas del diplomado, el egresado obtendrá
un certificado avalado por el CIAP. Pero, además, habrá aprendido competencias y
dominará definiciones como blockchain, big data, internet de las cosas, inteligencia
artificial y su efecto en la economía tradicional; asimismo, será capaz de desarrollar

Advertisement

criterios para tomar decisiones en el marco de las transacciones económicas virtuales.
Podrá configurar y utilizar de manera correcta billeteras de criptoactivos y exchange.
Además, conocerá cómo funcionan los equipos asociados a la minería digital y tendrá las
herramientas para crear NFT’s (y comercializarlos) y comprenderá la dinámica de los
videojuegos como fuente de ingreso (Play to earn).

Una cátedra de economía enfocada en el presente y futuro

La alianza de la universidad con distintas empresas que trabajan con la economía digital
es novedosa. De hecho, Pisani aseguró que se trata de un modelo innovador en el país.
«Dependiendo de la naturaleza de la materia vas a tener una experiencia de campo. Por
ejemplo, se visitará las máquinas de minería. Pero en las clases prácticas conseguiremos
que la persona configure, por ejemplo, su wallet. Es decir, haremos ejercicios que
refuercen lo aprendido en el primer módulo».

Luego, comentó Pisani, los aliados demuestran la buena práctica de su oficio, uno que la
universidad recién incorpora a sus planes de estudio, pero que ellos ya conocen por su
experiencia: Coingroup es una firma dedicada a la investigación de la economía digital,
Criptofusion asesora y acompaña en la creación y mantenimiento de granjas digitales y de
otros equipos. También, One Click 360 group es una firma que desarrolla proyectos
enfocados en la blockchain; y Roberto Hung&Asoc es un escritorio jurídico que, en los
últimos tiempos, se dedica a la economía digital. Por ello, explicó Pisano, que 80 % de las
horas de clases serán dictadas por las empresas aliadas.

«Estamos viviendo un cambio en el aspecto económico, un hito que está en constante
evolución. Se habla de la tercera o cuarta revolución, como lo fue en su momento la
Revolución Industrial porque implica cambios significativos. Creo que este último está
manejando sistemas de pago y criptoactivos que las personas están viendo como una
manera de generar dinero y un deposito de valores; para ahorrar y que tu dinero no pierda
poder adquisitivo. Creo que está en constante movimiento y es importante seguirlo. Hay
que estar actualizados para tomar las mejores decisiones y no quedarnos atrás», dijo la
directora de la Escuela de Economía.

Educar para conocer las ventajas y riesgos de las transacciones virtuales

Aunque este modelo económico ya ha estado presente en los mercados internacionales
desde hace años, esta nueva forma de mirar las finanzas todavía no ha calado en la
sociedad por completo. Quizás por desconocimiento, pero también por los riesgos que
implica. Sobre esto último, agregó la directora de la Escuela de Economía «se deben
conocer las posibles debilidades o desventajas de la economía digital. Hay miedo
regulatorio, de seguridad, el aspecto legal, el carácter anónimo o no, si puede ser usado
para temas ilícitos, incluso las políticas fiscales de una moneda digital. Son muchas las
dudas, pero hay que irlo abordando y estudiándolo de cerca para entenderlo y,
dependiendo del caso, aplicarlo en el ámbito personal o profesional».

Advertisement

Además, Paublini aseveró que el objetivo del diplomado es que las personas se vayan
familiarizando con términos que pueden parecer complejos, pero que, en realidad, son
comprensibles. Además, recordó que desde la universidad no se busca promover o
desincentivar el uso de esta nueva tecnología; «desde la institución se busca dar las
herramientas para que cada quien pueda tomar sus propias decisiones en este ámbito».
«Luego, otro aspecto a considerar es que Venezuela transita por un proceso de
hiperinflación donde la moneda legal pierde poder adquisitivo constantemente. Las
criptomonedas son un activo, una forma de resguardar, en teoría, tu poder adquisitivo.
Aunque a veces el sistema falla. Hay personas que logran mantenerse o ganar dinero,
mientras que otras no. Como todo mercado, hay que conocer su movimiento, cómo
funciona y evaluar los riesgos para tomar las mejores decisiones», puntualizó Paublini.

Los profesores coincidieron en que las ciencias económicas van encaminadas hacia la
digitalización. Y resaltaron que las universidades son centros de conocimiento e
innovación donde se forman profesionales para que puedan aplicar los conocimientos al
mundo en el que se desarrollan. «Las escuelas tienen que irse actualizando para
adaptarse a las nuevas realidades que son demandadas por los estudiantes. De no ser así,
la institución no tiene sentido», sentenció Pisani.

Finalmente, Paublini invitó a todo aquel que esté interesado en saber más sobre
criptoactivos, monedas digitales y el manejo de tecnologías económicas nuevas a que dé
el paso y participe en la Cátedra Empresarial «Economía Digital y Criptoactivos».
«Son temas que han adquirido tanta relevancia que hay que dar información al respecto.
Se han producido muchos cambios y no podemos dejarlos por fuera de nuestra
formación. Lo importante es no quedarse con la duda porque hay una institución que
ofrece las herramientas y conocimiento básico. Luego, cada quien decidirá en qué área
quiere profundizar. Los invito a que se monten en esta ola con nosotros porque, sin duda,
es una que seguirá creciendo».






Advertisement

Tendencias