article-thumb
   

U.E oficializó sanciones contra funcionarios del régimen de Maduro involucrados en casos de torturas

María Fernández | 27 septiembre, 2019

Caracas.- Este viernes la Unión Europea (U.E), oficializó su decisión de sancionar a siete miembros de las fuerzas de seguridad e inteligencia en Venezuela por considerar que están implicados en casos de “torturas y otras violaciones graves a los derechos humanos”, entre ellas el asesinato del capitán Rafael Acosta Arévalo.

Lea también: ¿Con las manos vacías? Maduro y Putin no discutieron sobre nuevos créditos, según Reuters 

En este sentido, la U.E confirmó que cuatro de los nuevos sancionados estarían relacionados con la muerte de Acosta Arévalo cuando estaba detenido y bajo custodia del régimen de Nicolás Maduro.





La representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, en una declaración en nombre de los Veintiocho expresó que “la UE confirma su disposición a trabajar en más medidas selectivas para impulsar una transición negociada”.

Mogherini explicó que la petición que hace la U.E a Venezuela de una transición que lleve a unas elecciones presidenciales sean “transparentes y controladas internacionalmente”, así como la reinstitución de los poderes públicos y un paquete de garantías que puedan permitir una coexistencia política.

La diplomática recordó que las sanciones selectivas, que afectan hasta ahora a 25 personas a la cual se les impide viajar a Europa y se les congelaron sus bienes, “no afectan a la población y pueden revertirse si hay progresos hacia la restauración de la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos en Venezuela”.





Por otra parte, recordaron que el informe emitido por la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, “confirma con claridad y detalle el grado y la gravedad de las violaciones de los derechos humanos y el desmantelamiento de las instituciones democráticas en el país”.

Esta es la lista de Sancionados:

Rafael Ramón Blanco (Dgcim)

Rafael Antonio Franco (Sebin)

Alexander Enrique Granko (Dgcim)

Hannover Esteban Guerrero (Dgcim)

Néstor Blanco (Dgcim)

Alexis Enrique Escalona (Oncdoft)

Carlos Calderón (Sebin)

A continuación el comunicado íntegro sobre la sanciones: 

El pueblo de Venezuela continúa enfrentando una situación dramática. El impacto regional de la crisis no tiene precedentes, con graves riesgos para la estabilidad regional. En el frente político, el desmantelamiento de los controles y equilibrios institucionales ha erosionado la democracia y el estado de derecho, mientras que la represión, incluso contra los miembros de la Asamblea Nacional, y las violaciones graves de los derechos humanos tienen lugar con impunidad. Esta grave situación, según lo informado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (UN HCHR), no puede ser ignorada. 

En este contexto, y como se indica en su Declaración de 16 de julio, la UE ha decidido aplicar medidas específicas adicionales contra siete miembros de las fuerzas de seguridad e inteligencia involucradas en la tortura y otras violaciones graves de los derechos humanos. La UE reafirma su respaldo a la ONU HCHR en sus esfuerzos por proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los venezolanos. A este respecto, apoya las medidas adoptadas para garantizar una presencia permanente del ACNUDH en Venezuela y el libre acceso de los procedimientos especiales de las Naciones Unidas al país. La UE subraya la necesidad de implementar completamente la totalidad de las recomendaciones del informe de la ONU HCHR.

La UE expresa su preocupación por la suspensión temporal de las conversaciones facilitadas por Oslo y pide a las partes que vuelvan a una negociación incluyente, creíble y seria sobre la base de la agenda previamente acordada. La UE reitera su voluntad de contribuir a promover las condiciones propicias para tal proceso, a través del Grupo de contacto internacional, incluso trabajando con otros actores relevantes en la comunidad internacional para proporcionar un marco de apoyo.

Una transición negociada que conduzca a elecciones presidenciales transparentes y supervisadas internacionalmente, la reinstitución de los poderes públicos y un paquete de garantías que permitan la convivencia política son elementos esenciales para superar la crisis.

La UE confirma su disposición a trabajar en nuevas medidas específicas para fomentar esa transición negociada. Al mismo tiempo, recuerda que sus medidas restrictivas específicas no afectan a la población y pueden revertirse a la luz de los progresos realizados hacia la restauración de la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos en Venezuela.

Mientras tanto, abordar la emergencia humanitaria y social en Venezuela es urgente y hace mucho tiempo. La UE considera vital el aumento y la aceleración de una asistencia coordinada, tanto dentro como fuera del país. En este contexto, la UE celebrará una Conferencia Internacional de Solidaridad sobre la crisis venezolana de refugiados y migrantes en Bruselas a finales de octubre. Esta iniciativa será organizada conjuntamente con el ACNUR y la OIM, en estrecha articulación con el proceso de Quito.

 

Comentarios

comentarios