article-thumb
   

Última foto de una bebé de 10 meses muerta en tragedia de Sinaí conmociona Twitter

Christhian Colina

El Cooperante.- Rusia, hundida en la pena por su peor tragedia aérea todavía sin aclarar, se ha unido en torno a una imagen descorazonadora: una niña de 10 meses observa los aviones apoyada en el cristal del aeropuerto de San Petersburgo.

La pequeña se llamaba Darina Gromova y la foto la tomó su madre, Tatiana, hace dos semanas, minutos antes de embarcar a unas vacaciones inolvidables en Egipto. Pero jamás regresaron, ambas murieron al estrellarse su aparato sobre la Península del Sinaí en el vuelo de vuelta.

Tras saberse que el avión se partió en el aire, las fotos de las víctimas que están emergiendo en las redes sociales pueden cobrar un perfil especial si se probase que ha sido un atentado terrorista de una filial del Estado Islámico, el grupo armado al que Vladimir Putin declaró la guerra el 30 de septiembre con bombardeos en suelo sirio.

“Pasajera vip #DarinaGromova”, escribió su madre al colgar la foto en la red social VKontakte, la más popular del país, aquel feliz 15 de octubre. La imagen todavía está subida en el perfil de Tatiana, que posa feliz junto a su pareja (Alexei, también fallecido en el siniestro).

El retrato de la pequeña de espaldas ha corrido por las redes sociales, y los rusos la han usado para hacer ilustraciones con mensajes de ánimo como “San Petersburgo, estamos contigo”. De allí eran la mayoría de los muertos: también esta pequeña, la víctima más joven de un pasaje cuyo arco de edad iba desde los 10 meses hasta los 70 años.

Es el caso de Anastasia, de sólo tres años, que aparece medio dormida en brazos de su padre, Yuri. La foto está tomada en las primeras horas de la madrugada del sábado en la propia escalerilla del avión que se estrelló. Media hora después estaban muertos: también la madre, Olga Shenia, de 30 años, que tomó la instantánea y la colgó en Internet antes de despegar en un vuelo que sólo duró 23 minutos.

Los rusos se resisten a creer que haya sido un atentado. Solo la pena generalizada hace acallar el zumbido de teorías sobre qué ocasionó la caída del avión. La televisEn total había 17 niños en el avión, y el uso de redes sociales a través de los móviles ha hecho que los rusos se tropiecen con retratos colgados pocos minutos antes de morir.ión ha cancelado los programas de humor y el jefe de la Iglesia ortodoxa, el patriarca Kirill, ha criticado a los rusos que, en estas horas de duelo, celebran Halloween, una fiesta atacada por los sectores más tradicionales rusos, que han conseguido cancelar varias fiestas por considerarlas “satánicas”.

Comentarios

comentarios