article-thumb
   

Dos ultimados y dos detenidos deja cacería de hampones en GMVV de la avenida Lecuna

Lysaura Fuentes | 15 agosto, 2017

Caracas, 15 de agosto.- Un operativo de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) sorprendió este martes a los residentes de las torres A, B y C de un edificio de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), que se encuentra situado frente al Hotel Arroyo, en la avenida Lecuna de Caracas, cerca de la estación Teatros del Metro de Caracas. Dejando un saldo de dos ultimados y dos detenidos.

Lea también: Dos menores murieron en un choque en la Autopista Regional del Centro sentido Caracas

A eso de las 05:30 de la mañana alrededor de 50 funcionarios, entre ellos de la división AntiExtorsión y Secuestros del FAES y equipos tácticos de este cuerpo de seguridad hicieron un rastreo por las torres, en búsqueda de miembros de bandas que delinquen en los alrededores del edificio y en el resto de Caracas y luego ingresan a la edificación, donde tienen sus centros de operaciones.

En medio del despliegue avistaron a un sujeto llamado Jhorman del Toro, de 21 años y de nacionalidad colombiana, quien huye de la comisión y sube a la azotea de la torre A, donde cae ultimado con un tiro en la cabeza.

Según funcionarios, Toro era miembro de una banda llamada “el Misael”, que opera en el sector Tamanaquito, de Gramovén, parroquia Sucre, lugar donde estuvo implicado en el asesinato de un adolescente de 13 años, quien le prohibió a Jhorman el ingreso a una fiesta.

La banda de “el Misael” tiene dos años delinquiendo y se dedican a extorsión, secuestro, venta de drogas, entre otros. Los familiares de Toro se encontraban en las afueras del edificio y afirmaron que el fallecido era mototaxista.

En cuanto, al segundo abatido se conoció que fue identificado como Hurbano Luis Estrada Hergueta, de 24 años, quien presuntamente se enfrentó a las comisiones en la torre C de la edificación.

Durante el procedimiento los funcionarios incautaron un arma Beretta, calibre .45 y un revólver .38.

Las autoridades revelaron que esta edificación sirve como centro de operaciones de delincuentes. Se conoció que algunos cometen robos en las afueras de la estación Teatros y luego huyen con lo hurtado hacia la GMVV.

 

 

Comentarios

comentarios