article-thumb
   

Un Chaderton ocupado complica disputa por el Esequibo

Christhian Colina

Christhian Colina.- La prioridad del embajador Roy Chaderton de participar en el proceso de paz colombiano y sus múltiples ocupaciones, aunado al temor de estar en conflicto con un país amigo, son las principales causas de la inacción del gobierno venezolano ante la disputa limítrofe que mantienen Venezuela y Guyana desde 1822, tal conclusión se desprende del conversatorio “Hablemos de soberanía en serio: caso Guyana y el Esequibo” organizado por el Centro Popular de Formación Ciudadana”.

Sadio Garavini, ex embajador de Venezuela ante Guyana, manifestó que desde el año 2009, Guyana ha venido informando a los países con los cuales limita sobre las acciones que realizan en la reñida zona en reclamación, pero el gobierno nacional se mantiene en silencio.

El ex diplomático aseguró que Estados Unidos se mantuvo neutral en el conflicto territorial hasta marzo del presente año, pese a la insistencia de empresas petroleras norteamericanas de invertir en la exploración y explotación de recursos naturales en la zona. Tal cambio de postura se reflejó en declaraciones ofrecidas por el encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela, Lee Mc Clenny, donde afirmó que su gobierno apoyaba las actividades de Guyana.

Así mismo, Garavini planteó que desde todos los espacios se debe presionar para que el gobierno actúe. “Venezuela puede ser firme en el reclamo de un territorio con un país amigo, pero manteniendo la soberanía.”, concluyó.

A juicio de Cipriano Heredia, diputado al Consejo Legislativo del estado Miranda, la alineación de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y el “despilfarro de dinero público en asuntos diplomáticos menos trascendentales son parte de la absurda campaña nacionalista” del ejecutivo nacional. El silencio cómplice del cuerpo diplomático venezolano es la mayor preocupación del también integrante del Directorio del Centro Popular de Formación Ciudadana.

Comentarios

comentarios