article-thumb
   

¿Un fracaso? La sesión de la OEA que sí logró desencajar al Gobierno venezolano

El Cooperante | 6 junio, 2018

Caracas.- La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este martes una resolución que abre la puerta a la suspensión de Venezuela del organismo y declara ilegítima la reelección de Nicolás Maduro como presidente en las elecciones del 20 de mayo.

Lea también: Dominicana, el aliado de Maduro que votó en su contra en la Asamblea de la OEA

En un caso similar el año pasado, la OEA discutió la crisis venezolana y propuso desconocer los comicios para instaurar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) por ser ilegítimos, sin embargo, para entonces el Gobierno nacional salió airoso de dicha situación, y la propuesta fue negada al obtener 20 de los 23 votos necesarios para aprobar la resolución, mientras que hubo cinco países votaron en contra de esta y ocho que se abstuvieron de participar.





A casi doce meses y con la crisis cada vez más agudizada, hubo algunos cambios por parte de los países miembro, quienes este martes discutieron la legitimidad de las elecciones celebradas el pasado 20 de mayo y la posible expulsión de Venezuela del organismo internacional. En esta ocasión, 19 países votaron a favor de la resolución que desconoce la reelección de Maduro como presidente por los próximos seis años; uno de los aliados del Gobierno venezolano, San Cristóbal y Nieves, optó por abstenerse en esta ocasión, mientras que el otro, República Dominicana, votó en contra y demostró su desligue definitivo del Gobierno nacional.

Asimismo, las abstenciones aumentaron significativamente, y es que en 2017, ocho países no se pronunciaron, mientras que esta vez fueron once los que tomaron distancia con respecto a la crisis venezolana, incluido uno que anteriormente había apoyado aplicar la Carta Interamericana contra Venezuela: San Cristóbal y Nieves; Surinam; Trinidad y Tobago; Uruguay; Antigua y Barbuda; Belice; Ecuador y El Salvador.


Aunque Estados Unidos, país impulsor de ambas resoluciones, aseguró en días pasados que los votos para concretar la salida de Venezuela de la OEA estaban asegurados, la votación celebrada demostró que no es así, y es que para lograr la expulsión, la resolución debe contar con 24 votos a favor, es decir, que aún se requieren otros cinco votos para aprobar esta medida.

Pese a esto, el Ejecutivo obtuvo menor apoyo que el año pasado, hubo mayor abstención en esta sesión y 19 países reconocieron la ilegitimidad de los resultados de las elecciones del pasado 20 de mayo.

Comentarios

comentarios