article-thumb
   

Advierten que Graffe podría perder un riñón si no recibe atención médica con urgencia

El Cooperante | 14 octubre, 2017

Caracas, 14 de octubre.- La organización Un Mundo Sin Mordaza exige al Gobierno nacional que le sean prestados los cuidados médicos necesarios al preso político Carlos Graffe, quien fue traslado la noche de este viernes al Hospital Militar, para tratar su condición renal y condenó a tardanza por parte de los funcionarios del Estado para el delicado estado de salud del dirigente, a quien se le debió haber prestado atención médica hace más de un mes.

Leer también: Carlos Graffe fue trasladado al Hospital Militar: se desconoce su estado de salud

Un Mundo Sin Mordaza recordó que Graffe fue detenido arbitrariamente el 13 de julio cuando salía de una cita médica de control en Valencia, pues había sido operado de problemas renales en las semanas previas. Desde entonces, y por órdenes de la juez del Tribunal Sexto de Control de justicia militar, ha permanecido privado de libertad de manera injusta en las instalaciones de Ramo Verde.





A través de una nota de prensa señalan que la salud del dirigente de Voluntad Popular ha empeorado de forma acrecentada durante las últimas semanas y, según testimonios de sus padres, tiene problemas para permanecer sentado o parado durante largos períodos de tiempo y podría incluso llegar a perder su riñón si no recibe ayuda médica adecuada en los próximos días.

“Desde Un Mundo Sin Mordaza denunciamos la violación del debido proceso de Carlos Graffe, quien fue trasladado de manera sorpresiva al fuerte de Paramacay el pasado miércoles para la realización de su audiencia preliminar, la cual fue presuntamente diferida. Hasta los momentos, los abogados defensores de Graffe no han tenido acceso a la acusación formal y tampoco fueron notificados del traslado”, indican.

Asimismo, sostienen que el debido proceso del dirigente ha sido violado desde el día en el que fue detenido, pues fue aprehendido por funcionarios sin identificación que lo obligaron a ingresar a un vehículo con placa militar y, desde entonces, ha estado privado de libertad. Además, su caso fue referido a un juez militar, lo que viola su derecho a un juez natural. Se presume que los cargos que se le imputan son traición a la patria, sustracción de efectos militares e incitación a la rebelión.





Comentarios

comentarios