article-thumb
   

Un perfil de Carlos Rotondaro, el hombre que amasó una fortuna desde la presidencia del IVSS

El Cooperante | 19 marzo, 2019

Caracas.- El expresidente del Instituto Nacional de los Seguros Sociales (IVSS), Carlos Rotondaro, huyó a Colombia y pidió asilo político.

Lea también: “Él se autocontrataba”: La revelación de un trabajador del IVSS sobre Rotondaro

Así lo dio a conocer el periodista Alberto Ravell. Rotondaro, quien fue presidente del IVSS por más de una década, está sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y por el Gobierno de Canadá.





Prontuario

Tras presidir por 10 años el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), Rotondaro, fue destituido de su cargo, no obstante, su carrera dentro del ente público, inició mucho antes, en el año 2003, cuando Hugo Chávez lo designó como miembro principal de la junta directiva.

Según Poderopedia, el general de división del Ejército, durante cuatro años fungió en este cargo y en 2007, fue ascendido como Presidente de la junta directiva.

Más tarde, en 2009, fue trasladado al Ministerio de Salud, donde se le designó como titular de la cartera, sin embargo, pocos meses después, Rotondaro se separó de su cargo y retomó el IVSS.





Le puede interesar: En terapia intensiva: así se encuentra Barrio Adentro, el “mayor logro” de la revolución

Desde entonces, no ha desempeñado otras funciones dentro de las filas chavistas, y esto podría deberse a la comodidad económica y los guisos manejaba desde la Presidencia del Seguro Social.

Lea además: Jorge Luis García Carneiro, el gobernador sancionado por la OFAC que Mario Silva tildó de “corrupto”

Sus vínculos en la cúpula chavista, se remontan a Diosdado Cabello, íntimo con el que se graduó en la Academia Militar en el año 1987, junto a otros personeros, como José Gregorio Vielma Mora y Jesse Chacón.

Un palacete en París

El ahora desertor del chavismo, tiene un palacete en el exclusivo barrio Saint-Germain des Prés, en París, el cual, le habría costado USD 6,840,000.

Lea también: Ramón Carrizalez, el ex vicepresidente de la República que EE. UU. no perdonó

En 2016, fuentes confirmaron a El Cooperante que Rontondaro no figura en los documentos de propiedad del costosísimo inmueble, en el que vivían, para entonces, sus dos hijas.

Una de ellas, se mudó a la capital francesa para estudiar en la Escuela de Alta Cocina y Hostelería, Le Cordon Bleu, donde el diplomado de artes culinarias supera los 100,000 euros.

Comentarios

comentarios