article-thumb
   

“Es una burla”: La promesa de Maduro de legalizar el matrimonio igualitario con la ANC

Luis De Jesús | 28 junio, 2018

Caracas.- Fue el 19 de noviembre de 2017 cuando el presidente Nicolás Maduro dijo en una entrevista realizada por el periodista español Jordi Évole, que él mismo se comprometía a presentar la propuesta de Matrimonio Igualitario ante la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), ahora presidida por Diosdado Cabello.

Lea también: “La hipocresía del régimen”: El camino de la comunidad LGBT con la homofobia chavista

“En Venezuela no se ha debatido todavía, yo espero que la ANC lo debata. Yo creo que todo el mundo se puede casar, sea homosexual, sea heterosexual. Es mi opinión y hay que respetar la conformación de parejas. Ese debate no se ha dado. Me comprometo, lo voy a llevar“, expresó el mandatario nacional en ese momento.





 


 

Tales declaraciones generaron diversas posiciones y encuentros entre dirigentes y organizaciones que respaldan a la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (Lgbti), quienes desde hace años mantienen una ardua lucha para el reconocimiento de los derechos de igualdad y justicia.

El jueves 28 de septiembre la Red La Araña Feminista, llevó ante la ANC una propuesta para “que se respeten y se visibilicen jurídicamente los derechos sexuales y derechos reproductivos de todas y todos”, por lo que buscan que los constituyentistas tomen en cuenta la despenalización del aborto y la aprobación del matrimonio igualitario, entre otros aspectos, durante la redacción de una nueva Constitución.

Alejandra Laprea, miembro de la red, expresó a El Cooperante que ve la posibilidad de que la oposición venezolana respalde la iniciativa que tendría el mandatario nacional porque, según, el reconocimiento de este derecho ha sido la principal bandera de las organizaciones Lgbti. Recordó que tanto las personas partidarias del chavismo y de la oposición respaldaron en 2014 la entrega del Proyecto de Ley de Matrimonio Civil Igualitario ante la antigua Asamblea Nacional, cuando el chavismo aún era mayoría.

Explicó que lo que realmente puede hacer la Constituyente es modificar el artículo 77 de la Constitución de la República, que establece la protección del matrimonio entre un hombre y una mujer, al igual que las uniones estables del hecho.

Artículo 77 de la Constitución de la República. “Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los cónyuges. Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el matrimonio”.

A raíz de este primer paso, se procedería a modificar los códigos en el país, lo que consideró Laprea como “una deuda muy de la revolución”. Unos de esos códigos serían el Código Civil, para el matrimonio igualitario, y el Código Penal, para la despenalización del aborto. Señaló la activista que Venezuela se estaría quedando atrás “en el marco de los Gobiernos progresistas”, en comparación a los avances logrados en otros países.ㅤ

En este escenario, el presidente de la Asociación Civil Venezuela Igualitaria, Giovanni Piermattei, expresó a esta redacción que “todos los espacios que beneficien a a un alto porcentaje de la población, en este caso la Lgbti, es un espacio que no debemos perder”. A su consideración, el partidismo político en este tipo de temas no puede ser un hecho que los diferencie, “venga de donde venga, la inclusión y el respeto siempre será bienvenido”.

Piermattei resaltó que si Maduro lleva la propuesta ante el organismo chavista, tal como lo prometió, celebrarán esa decisión porque se estarían aprobando los beneficios para las personas del mismo sexo.

Maduro “al margen”

El presidente de la asociación Venezuela Igualitaria explicó que todos los logros que se alcancen con la ANC “no pueden ser derogados ni inferiorizados” en caso de que se compruebe su inconstitucionalidad. “Esa ley aprobada jamás podrá ser derogada ni borrada del mapa porque se supone que estaba ampliando los derechos. La nueva institucionalidad, que sustituya a esta, tendrá que reconocer este logro de ese espacio político y mejorarlo o mantenerlo”.

Dijo que, aunque la oposición ha cuestionado al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), este es el único organismo al que pueden acudir para que les garantice el respeto a la sexualidad y a las identidades. “No se trata de lo que yo pienso, sino de aquellas voces que están detrás nosotros esperando ser visibilizadas. Nosotros no estamos luchando por nuestros derechos particulares, estamos luchando por gente que no habla, que tiene miedo, que sufre y que está sufriendo violaciones constantes”, comentó Piermattei.

El activista apuntó que ni el Parlamento cuando era de mayoría chavista ni ahora, que es de mayoría opositora, han tomado en cuenta el tema por “temores y presiones” de partidos políticos religiosos que los respaldan. La posibilidad de que el jefe de Estado presente la propuesta podría ser, según Piermattei, viable y necesario. “Más que eso, es una postura que él debe asumir, es una obligación. Entonces, que lo postule es un tema que también está al margen porque tenemos ya una demanda ante el TSJ, instancia de la cual estamos esperando una respuesta”, puntualizó.

Una “burla” de Maduro

En contraste, la presidenta de la Comisión de Política Interior de la AN y vicepresidente del Comité de Derechos Humanos Parlamentarios, Delsa Solórzano, enfatizó a El Cooperante que se trata de una “burla de Maduro”  y que si el mandatario nacional creyera en eso, no habría que mandar una ley a la Constituyente, porque las leyes no las hacen la Constituyente.

“Es una burla, lamentablemente cualquier texto con nombre de ley que emerja de la ANC sería nulo de toda nulidad, generando un problema legal gravísimo. Eso no es ley. No sería válido ningún país. No hay manera de implementarla en ningún sistema democrático, así como la Ley contra el Odio y cualquier otra cosa que ellos emitan”, expresó.

“Ni siquiera un acuerdo contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia puede estar en vigencia debido a que el Gobierno  no cree en los derechos de la comunidad LGBT, esa es la realidad“, afirmó la parlamentaria, quien en varias oportunidades se ha pronunciado a favor de la comunidad sexodiversa del país.

La diputada especializada en DDHH señaló que Venezuela es uno de los países en donde se cometen la mayor cantidad de crímenes de odio. “Esa es la triste realidad, el Gobierno ni siquiera se voltea a mirar esa realidad que está pasando en el país. No hay manera que puedas pensar que el Gobierno garantice los derechos humanos cuando ocurren cosas como esas y lo les presta intención”.

Comentarios

comentarios