article-thumb
   

Una niña gravemente herida por delincuentes protagoniza primer milagro de José Gregorio Hernández

El Cooperante | 9 enero, 2020

Caracas.-Yaxury Solórzano Ortega, de 10 años, fue interceptada por varios delincuentes el 10 de marzo de 2017, en el caserío Mangas Coveras del estado Guárico. Los bandidos les dispararon a sus padres, para robarles la moto donde iban, y una bala alcanzó la cabeza de la niña, dejándola gravemente herida.

Le puede interesar: Las firmas que pidió Guaidó para apoyar la iniciativa de Diego Arria crecen a mil por hora

Yaxury fue llevada en lancha a través del río hasta llegar a San Fernando de Apure para ser internada en el hospital Pablo Acosta Ortiz. Habían transcurrido cuatro horas después de que recibió el balazo.





En el centro asistencial no había neurocirujano por lo que tuvo que esperar 48 horas para poder ser intervenida quirúrgicamente. Estaba desangrada y presentaba pérdida de masa encefálica.

“La madre de la niña, al enterarse de que el especialista realizaría la cirugía a su hija con pronóstico reservado, le pidió a José Gregorio Hern[andez, de quien es muy devota, que le salvara a su hija”, reveló una fuente eclesiástica. Ella segura que José Gregorio le respondió: “No te preocupes, que tu hija va a salir bien”.

El neurocirujano que la operó aseveró que la menor, en caso de sobrevivir a la intervención quirúrgica, quedaría con discapacidad debido a las secuelas muy graves del disparo, y que quedaría inválida en cuanto a motricidad, lingüístico, memoria y hasta con pérdida de la visión causadas por el severo daño cerebral. Podría mejorar, lentamente, en la movilidad, solo con la asistencia de un equipo multidisciplinario y con mucha terapia.





Sin embargo, a los cuatro días de la operación, Yaxury comenzó a rechazar la intubación y a reaccionar positivamente a todas las pruebas y exámenes, saliendo del centro asistencial a los 20 días, completamente sana, caminando, hablando y viendo sin dificultad.

El hecho fue calificado como inexplicable por el tribunal encargado de revisar los milagros en El Vaticano cuando vieron la tomografía realizada en diciembre de 2018, ordenada por ese tribunal. Allí se veía mostró que la niña tiene la lesión en el cerebro pero se encuentra totalmente asintomática , sin secuelas, cuando —21 meses después de haber recibido el balazo, ahora con 12 años— debía presentar discapacidad, según el pronóstico del neurocirujano.

De allí que la comisión de médicos de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano aprobó, la mañana de este jueves, el primer milagro que llevaría a José Gregorio Hernández a su beatificación.

Los siete especialistas italianos, entre ellos varios directores de hospitales de Roma, dieron el visto bueno, a la curación de Yaxury Solorzano Ortega.

El caso de la sanación de la niña guariqueña por la supuesta intercesión del Venerable trujillano fue presentado por la Iglesia venezolana ante el referido ente de la Santa Sede el 18 de enero del año pasado.

Tras la certificación de que se trata de un hecho inexplicable para la ciencia por parte de los expertos, el expediente del milagro pasará ahora a la comisión de teólogos de la Santa Sede.

Comentarios

comentarios