article-thumb
   

Una tragedia: Explotación del Arco Minero acabó con el ecosistema del estado Bolívar

El Cooperante | 2 noviembre, 2018

Caracas.- Las  consecuencias ambientales que implica la explotación  del Arco Minero, proyecto impulsado por el Gobierno nacional con la supuesta intención de aprovechar la potencialidad de la actividad como alternativa al rentismo petrolero son incalculables.

Lea también – Ningún ministro ha podido desmentir a Valentina Quintero

Dentro de esa zona se encuentra una cantidad importante de biodiversidad que se ve amenazada por la minería ilegal; además, alberga el complejo hidroeléctrico de Guri. Entre los minerales presentes figuran el oro, hierro, diamantes y coltán, existente únicamente en siete países del mundo y que se utiliza en la fabricación de dispositivos electrónicos como celulares, computadoras, satélites, televisores y reproductores de música.

Actualmente no es posible tomar agua del río, no se puede consumir pez aymara ni otros por la elevada contaminación por mercurio utilizado en el proceso de extracción de los minerales. Otras especies lejos de las minas también están contaminadas.

Evidencia de ello es un video publicado en redes sociales, donde se muestra el área que rodea el Kilómetro 88. Todo era verde, pero el impacto negativo del Arco aumentó la deforestación además de fomentar la pérdida de biodiversidad, deterioro de la calidad del agua, eliminación y contaminación del suelo, incorporación de contaminantes, y afectación en la salud por contaminación del aire, por nombrar algunos.


Esta situación fue denunciada por el diputado por el Bloque Sur de Venezuela, Romel Guzamana, quien afirmó que la explotación del Arco Minero está contaminando el agua de los pueblos indígenas debido a los residuos de bromuro, cianuro y azogue que caen a los ríos Guaviare y Atabapo, éste último, el más contagiado de la región.

“Es preocupante cómo la contaminación está rebasando los límites. Hace 5 años la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró la contaminación de nuestro ecosistema en 25% y en estos momentos nosotros decimos que está por el orden de 45%”, afirmó.

 

 

Comentarios

comentarios