Connect with us

Tecnología y Curiosidades

Uruguay, el país laico que sustituyó la Navidad por el Día de la Familia

Este proceso se inició en 1861, cuando los cementerios pasaron a ser administrados por el Estado

Foto del avatar

Publicado

/

uruguay, navidad


Caracas / Foto Portada: archivo.- Uruguay es el único país de América Latina que no reconoce la Navidad como feriado oficial. En su lugar, la fecha se denomina Día de la Familia, una decisión tomada hace más de 100 años en el marco de un proceso de secularización del Estado uruguayo.

Lea también: Harvard recomienda cinco películas para estimular la mente

Según un reportaje publicado en CNN, este proceso se inició en 1861, cuando los cementerios pasaron a ser administrados por el Estado. En las décadas siguientes, se fueron adoptando una serie de medidas que redujeron el poder de la Iglesia católica en el país, como la obligatoriedad del matrimonio civil antes del religioso, la aprobación del divorcio y la supresión de las referencias a Dios en el juramento de los parlamentarios.

En 1909, se produjo una de las decisiones más significativas: la supresión de la enseñanza de la religión en las escuelas públicas. Esta medida fue impulsada por José Pedro Varela, un político y educador que fue uno de los principales impulsores de la educación laica en Uruguay.

El proceso de secularización se completó en 1917, cuando se aprobó una nueva Constitución que separó formalmente a la Iglesia del Estado y garantizó la libertad de culto.

Celebración sin componente religioso

La decisión de sustituir la Navidad por el Día de la Familia fue criticada por algunos sectores religiosos, pero fue ampliamente aceptada por la población uruguaya. La fecha sigue siendo una oportunidad para celebrar en familia, pero sin el componente religioso que le otorga la Navidad en otras partes del mundo.

Advertisement

El reportaje trae a colación un estudio del Pew Research Center de 2014, que sitúa a Uruguay en la cúspide de países latinoamericanos con más personas sin filiación religiosa. El estudio, que se sigue utilizando como referencia en estudios académicos, revela que un 37% de los uruguayos no se declaraban a favor de ninguna religión en particular. Este porcentaje, según indica el documento, se divide entre aquellos que no tenían una religión particular (24%), los ateos (10%) y los que se definían como agnósticos (3%).

Esta cifra es significativamente superior a la de otros países latinoamericanos. En Argentina, por ejemplo, el porcentaje de personas sin filiación religiosa es de un 11%, mientras que en Brasil es de un 8%. En el otro extremo de la lista regional está Paraguay, donde apenas un 1% entra en estas categorías.

Aunque la Navidad no esté estipulada en las leyes uruguayas, no significa que no se celebre. Calles del país, como en tantas otras del mundo, se multiplican las luces y los árboles de Navidad, aunque a diferencia de otras naciones, el famoso belén no está contemplado en los espacios públicos.

Uruguayos más bien gozan de la Navidad como una fiesta entre familia y amigos.



Advertisement

Tendencias