article-thumb
   

Vecchio: La comunidad internacional está decidida a acompañar a Venezuela

Jessica Dirinot | 6 marzo, 2020

Caracas.- El embajador de Venezuela en Estados Unidos (EE. UU.), designado por la presidencia encargada, Carlos Vecchio, aseguró la mañana de este viernes que la comunidad internacional, incluyendo mandatarios de la región latinoamericana, «están decididos a acompañar a Venezuela» para lograr el cambio democrático.

Lea también: «Sanctions are a crime»: La nueva campaña del régimen para denunciar a EE. UU.

Durante una entrevista concedida al periodista venezolano, Sergio Novelli, Vecchio agradeció al Gobierno de EE. UU. por el respaldo que ha ofrecido al gobierno interino de Venezuela, a través de las sanciones impuestas al régimen chavista.





«La presión contra el régimen va a continuar y lo vamos a ver en los días que vienen en una mayor presión contra Nicolás Maduro (…) Cuando comiencen a ver algún tipo de medidas por parte del Gobierno de los Estados Unidos, a esas me estoy refiriéndose. Ya vimos una, que fue contra la empresa que se estaba aprovechando del Estado venezolano para tener unos descuentos extraordinarios a costa del pueblo de Venezuela (…) Aquí lo que estamos viendo es una comunidad internacional decidida a avanzar con nosotros para lograr ese cambio», dijo.

«Sanctions are a crime»

Por otra parte, la vicepresidenta designada por el régimen, Delcy Rodríguez, ofreció este viernes declaraciones sobre las «medidas coercitivas» impulsadas por el gobierno estadounidense y países que respaldan al también presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, contra el Gobierno de Nicolás Maduro, por lo que anunció la difusión de una campaña contra las sanciones.





“Sanctions are a crime” (las sanciones son un crimen) es el nombre de la actividad de difusión que dio comienzo el chavismo con el fin de demostrar “directamente el impacto de estas medidas (sanciones), en el desarrollo de Venezuela y sus potencialidades económicas”, manifestó Rodríguez.

La vocera del Gobierno de Nicolás Maduro afirmó que las 33 sedes de la Defensoría del Pueblo distribuidas en todo el territorio venezolano, estarán habilitadas para que los ciudadanos que hayan sido «víctimas» de las sanciones, también tengan la posibilidad de interponer sus denuncia ante el organismo gubernamental.