Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Vida y placer

Vender y comprar arte en la web es bien sencillo

Saber el precio justo de su obra de arte, exponerla en el mercado y conseguir un comprador resulta cada vez más fácil. Solo hay que tener paciencia, tiempo para navegar en algunos portales y, en ocasiones, pagar una cantidad necesaria para poder acceder a información privilegiada e imprescindible al momento de cerrar el negocio

Caracas.- Quienes compran obras de arte como un refugio financiero, intentar  venderlas en época de vacas flacas puede resultar desalentador. La mayoría de los que saben del negocio -galerías, art dealers o  quincallas que se  auto califican de expertos-, se suelen aprovechar de los vendedores no solo por su necesidad de hacer dinero rápido sino de la ignorancia sobre el tema. El desconocimiento de la tasa real de cada obra o  si determinado artista está en ascenso permite a los "tiburones" que navegan en ese mar tan duro, hacerse de una buena  obra de arte a precio de ganga.

Lea también: Beber y pintar: un Día de las Madres bien distinto

Porque no es lo mismo vender una gráfica de Andy Warhol hoy que haberlo hecho diez años atrás o deshacerse de un Jesús Soto por poco dinero cuando el maestro venezolano se ha mantenido en un rango de precios bastante estable. De hecho, hay varios portales especializados en vender y comprar arte que también se encargan de ilustrar a los novatos  para que no reciban ninguna sorpresa desagradable.

En el Top Ten de los mejores está ArtPrice, una empresa que lleva muchos años y se publicita como "El número 1 en el mercado del arte". Y lo es,  porque su trabajo no se limita a informar sobre subastas, status de los artistas y- lo más importante-, cómo se cotiza determinado creador sino que  realizan análisis sesudos sobre el mercado que envían gratuitamente a quien pueda interesar. De hecho, en el más reciente, Picasso sigue reinando como el más vendido aunque  seguido de tres artistas chinos (ya que el país asiático se ha transformado en el mayor consumidor de arte), mientras nombres emblemáticos como Jean Michel Basquiat o Andy Warhol, ocupan los lugares 6 y 7 en el altar de los mas vendidos. 

Suscribirse a ArtMarket, que cuenta con 754.222 artistas, 13.484.600 precios de remates de subastas de Bellas Artes y Diseño, procedentes de 6.300 casas de subastas en el mundo, oscila entre 45 dólares  por un día para los principiantes, hasta 297$   por un año. Cifras que  asciende hasta  69 dólares mensuales si el interesado aspira a vender su pieza a través de dicho portal.

Más amigable, desde el punto de vista económico, es Art Brokerage, quienes no cobran absolutamente nada por exponer la pieza a vender pero -siempre hay un pero-, la ofrecen en casi el doble del valor que calculó  el dueño de la obra, lo que pasa a ser la ganancia neta para ellos. Eso si: son muy correctos en la transacción y envían el pago vía PayPal inmediatamente después de que el comprador recibió la obra en buen estado. Basta con entrar en el portal y llenar los requerimientos obvios, como nombre de la pieza, medidas,  etc., para poder exhibir su obra de arte y escuchar propuestas de compra. Hay que colgar buenas fotos que enamoren al posible comprador y estar dispuestos a regatear la cantidad final.

Otra opción interesante es Live Auctioneers , porque además del arte incluyen joyas, muebles o carteras de lujo. En fin, cualquier objeto susceptible de ser subastado. "La misión de LiveAuctioneers es conectar compradores con vendedores de productos de calidad. Si posee un artículo (s) que le gustaría consignar, podemos ayudarlo a establecer esa conexión clave con nuestros más de 5,000 subastadores. Ayudamos en la venta de su propiedad proporcionando una plataforma segura y neutral en la que compradores y vendedores de todo el mundo pueden establecer contacto."  Basta con  completar el formulario en línea con los detalles del artículo y esperar a que sea subastado.

 Lo que sí se debe tener en cuenta es el precio base, porque si el vendedor lo calcula demasiado bajo para atraer a los posibles compradores, corre el riesgo de que nadie puje por una cifra mayor y el interesado se vea en la obligación de venderlo al único comprador  que ofertó por esa cantidad. Es decir, se debe  tratar de que la cifra inicial de la subasta sea la que el vendedor aspira por la pieza.

Lo mejor de ofertar arte, joyas o libros online, es que en paralelo se desata un interés en el tema del arte o por determinados creadores  que siempre va a resultar una ganancia para el interesado. Que si bien no es monetaria, resulta una manera muy valiosa de usar el tiempo en estos días de pandemia, donde conseguir una actividad interesante sin salir de casa, es un tesoro. 

Por supuesto, todos estos portales tienen su App que se consigue sin mayor problema en la cuenta de cada uno.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.




Artículos relacionados

Vitrina

La familia de Saúl Borges confirmó que falleció por causas asociadas al coronavirus

Destacados

Maduro aseguró que la Administración de Joe Biden ha decidido "mantener el rumbo de la política fracasada de Donald Trump”

Destacados

Marta Lucía Ramírez recordó que la política internacional de Colombia es dirigida por Iván Duque y se ejecuta con el Ministerio de Relaciones Exteriores

Nacionales

Las autoridades venezolanas calificaron como un "irrespeto" al pueblo colombiano el uso de su territorio para "agredir a Venezuela"