article-thumb
   

Vendrán consecuencias: a Nicolás Maduro se le acabó la luna de miel con el dólar paralelo

Danny Leguízamo | 22 abril, 2019

Caracas.- Finalmente Nicolás Maduro pudo mantener a raya durante casi cuatro meses el dólar paralelo. Casi. La devaluación de la semana pasada anticipa lo que viene en agenda: que la política de asfixia contra la banca incrementando el encaje legal ordinario a 57% y el encaje sobre reservas marginales a 100% para tratar de contener al paralelo, ya se agotó. Vendrá la corrección. Al alza.

Le puede interesar: La frase que popularizó Roberto Marrero y con la que Guaidó lo recordó a un mes de su secuestro

Maduro usó todos los elementos disponibles para tratar de contener el crecimiento del dólar paralelo. Una serie de elementos estacionales y otros inducidos, coadyuvaron a que esto ocurriera.





-Históricamente durante el primer trimestre del año, la tasa del paralelo se contrae por el pago del Impuesto Sobre La Renta.

-El Gobierno devaluó el tipo de cambio oficial para acercarlo a la tasa paralela, lo que hizo pensar a muchos que finalmente Maduro iba en vías de rectificación. Incluso, en algún momento del año, el cambio oficial terminó siendo más alto que el paralelo. Toda una novedad en el mercado. Autorizaron el funcionamiento de Interbanex y las casas de cambio se abarrotaron de gente dispuesta a vender sus remesas a la tasa oficial. La emoción se fue terminando cuando los oferentes se percataron de que los bolívares tardaban hasta cinco días en aterrizar en sus cuentas, y cuando otra vez se dieron cuenta de lo ineludible: que el problema es la oferta y no la demanda, por lo que el mercado no iba a estabilizarse solo por el hecho de existir Interbanex, manejada por cierto por Dionisio Sifontes.

-El Gobierno decidió asfixiar a la banca incrementando el encaje legal ordinario a 57% y el encaje legal sobre reservas marginales a 100%. En otros términos, secaron de liquidez a los bancos con el objetivo de impedir la intermediación financiera y por tanto, que las empresas no pudieran demandar créditos para comprar dólares y así evitar el crecimiento de la tasa por acciones de demanda. La tasa overnight fue a parar a 80 puntos promedio la máxima en marzo, reflejando la crisis que a lo interno del sistema financiero ocurría para poder cumplir con las obligaciones de encaje, cuyas cifras son leoninas.





– Y los apagones ralentizaron la demanda de bienes y servicios en una economía recesiva desde hace cinco años.

Pero ya se acabó la luna de miel. El paralelo ha iniciado una corrección al alza. Y Maduro ha respondido deslizando el valor del dólar oficial desde 3.300 bolívares hasta 4.100 bolívares, todavía lejos de la tasa actual del paralelo, reprimida durante cuatro meses por las razones que esgrimimos en párrafos anteriores.

Comentarios

comentarios