article-thumb
   

Venezolana fue apuñalada, estrangulada y quemada junto a su hija en México

El Cooperante

Caracas, 06 de abril.-   Graciela Cifuentes, venezolana, y su hija Sol, fueron asesinadas en marzo   cuando las apuñalaron varias veces, las estrangularon y quemaron en su residencia en México. A la joven, además, la violaron.

Lea también:  Número de venezolanos que pidió asilo en la Unión Europea creció 800 % en dos años

Al principio hubo silencio sobre el hecho que ocurrió en marzo pasado en la delegación Álvaro Obregón, de la Ciudad de México, hasta que Cleila Cifuentes, hermana de Graciela, y otros familiares, alzaron la voz para exigir una investigación y que se esclarezca el caso, publicó El Nuevo Herald.

“La noche del 15 de marzo del 2018 la casa de mi querida hermana y mi amada sobrina fue asaltada por unos monstruos quienes les arrancaron la vida de una forma que va más allá de todas las atrocidades inimaginables”, dijo Cleila en una carta que envió a la organización Feminicidio Activismo.

En la carta precisó  que a su sobrina de 22 años “la violaron, la acuchillaron, la estrangularon y después quemaron la casa para no dejar rastros de sus malditas manos asesinas”. Sol, nacida en Guadalajara, era estudiante de arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Su madre, fotógrafa especializada en gastronomía y que impartía clases de fotografía arquitectónica en la UNAM, “también sufrió los mismos horrores de la manera más despiadada, además de mirar como acababan con su niña”.

Comentarios

comentarios