article-thumb
   

El carro usado más barato que se consigue en Venezuela cuesta 13 mil dólares

Christhian Colina

Christhian Colina.- La dolarización no oficial de la economía venezolana sigue avanzando, la comercialización de vehículos nuevos y usados se realiza a través del pago en moneda extranjera. Negocios del ramo automotor que expenden bajo la figura de consignación, venden los carros a precios que diariamente cambian, dependiendo de la cotización del dólar en el mercado negro, pero que el más bajo alcanza los 13 mil dólares, contrastado con un sueldo mínimo mensual que es de 27 dólares.

“Sólo aceptamos dólares por transferencia y el precio se fija diez puntos por debajo de la cotización en Dólar Today” aseguró Lesbia Salas, vendedora en un negocio de la avenida Libertador. Con respecto a los precios mencionó “un Kia Río 2015 cuesta 13.900 dólares y un Sedan Equus 2015 tiene un precio de 61 mil dólares”.

Por su parte, Antonio Vallarejo, propietario de un comercio en Plaza Venezuela afirmó que “los precios de los carros varían, un Spark 2007 cuesta 2,7 millones de bolívares, una Wagon R de 1999 vale 750 mil bolívares y un Optra 2007 tiene un precio de 1,5 millones de bolívares”. Los otros vehículos tienen precios que no bajan de 1,7 millones de bolívares y su valor en dólares se fija en base a 15 puntos por debajo del mercado paralelo.

Marlene Acevedo es socia de una venta de vehículos en la avenida Libertador y aseguró que no recibe dólares porque “resulta contraproducente, el precio del dólar cambia constantemente y puede ser un riesgo para mi negocio”. Sobre los precios de los vehículos señaló que un Aveo del año 2011 cuesta 3,2 millones de bolívares, un Mitsubishi 2012 vale 3,8 millones y un Corolla 2008 cuesta 3 millones de bolívares.

El sueldo mínimo mensual en Venezuela es de 27,48 dólares, de acuerdo a la cotización diaria del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), hecho por el que un venezolano debe reunir su sueldo durante 40 años y alcanzar los 13.190 dólares para acceder al vehículo, monto que se vería afectado por la inflación, que en 2014 cerró en 68,5%. Situación que resulta un imposible, por cuanto debe satisfacer necesidades como alimentación, transporte y vivienda. Mientras que en Panamá el sueldo mínimo legal establecido es de 624 dólares y el precio promedio de un vehículo sencillo es 8.500 dólares, por lo que deben ahorrar durante 13 meses para comprar un carro, con una inflación que en 2014 registró 2,6%.

Comentarios

comentarios