article-thumb
   

Venezolanos pasan más de tres días en cola para obtener solicitud de asilo en España

El Cooperante | 15 noviembre, 2018

Caracas.- Los migrantes de nacionalidades venezolanas, nicaragüense o peruana, se ven obligados a pasar sus primeros días durmiendo en la calle a las puertas de una oficina del gobierno en Madrid, por un proceso burocrático que tildan de “inhumano”.

Lea también — Ecuador destinó tres millones de dólares para migrantes venezolanos

En la cola ante la comisaría de Policía Nacional de Aluche, las personas tratan de obtener el documento que inicia la solicitud de asilo, un papel trascendental para su día a día en España, pues los protege de ser deportados a sus países de origen y poder trabajar sin problema en esta nación.

Luego de un cambio reciente, en Madrid solo logran conseguir el documento cada día las primeras 99 personas de esta fila, una situación que ha obligado a muchas personas a aguardar sin éxito y a la intemperie durante días, sometidos a la ley del más fuerte, según refiere El País.

De acuerdo a este medio español, madres con niños, mujeres embarazadas y enfermos de cáncer o asma esperaban la noche de este martes sobre la acera de la Avenida de los Poblados. Ese día, 200 inmigrantes asustados aguardaban a que la policía abriera la comisaría a las 9 de la mañana del miércoles para que las primeras personas pudieran pasar a las oficinas de la Brigada Provincial de Extranjería.

Los inmigrantes se cubrían con sábanas y cartones de la fría noche cuyo termómetro bajó a 10 grados. Los que no lograron entrar, continuaron en la cola con la esperanza de poder entrar en los próximos días. Sin embargo, el que se marcha para ducharse o comer pierde su turno.

Foto: El País

Cabe destacar que el papel que reciben los aprobados se llama “manifestación de voluntad de presentar solicitud de protección internacional”. Hasta mayo los inmigrantes podían solicitarlo por teléfono llamando al 060, pero recientemente el Ministerio de Interior modificó el proceso, centralizando el trámite en la Comisaría de Aluche.

Las personas en la cola aseguran que otras se colean o venden sus puestos por 200 euros, razón por la que no comprendían por qué la policía no asignaba números a todos los presentes en dicha fila.

En la madrugada de este miércoles, cinco agentes salieron del edificio para entregar 80 números, de acuerdo a los asistentes. “Creíamos que España era un país de leyes, pero esto es como Venezuela, esperando colas y vendiendo cupos”, lamentaba Ydania Silva, quien estaba acompañada de su esposo, Luis García, tras haber llegado hace cuatro días a España. Ambos habían cancelado hasta este jueves un hotel en Pinto, sin embargo, las últimas dos noches las han pasado en la cola.

Según varios entrevistados en la cola, la policía les ha intimidado, advirtiéndoles que “no están en una situación como para jugársela”.

El venezolano Sahid Barrios Carranza decidió plasmar su experiencia en esta cola en su perfil de Instagram, red social en que explicó que luego de permanecer tres días en esa fila y bajo los 5ºC, pudo sacar su solicitud de protección internacional (asilo).

“Fue un proceso bastante tenso por personas que estando en la cola quieren colarse pasando de primero, había gente muy buena vibra, como otras muy revoltosas queriendo sabotear el orden, sin embargo, la Policía Nacional se porta correcta y profesionalmente ante estos casos. No solo son venezolanos, también hay colombianos, nicaragüenses, hondureños, peruanos, ecuatorianos, africanos, chinos, romaníes, etc… Fue una experiencia distinta, fría y amigable con mis compañeros de fila”, narró Barrios.

View this post on Instagram

Después de practicamente 3 días en la calle, bajo los 5°C frente al centro policial de extranjería de Madrid, logré sacar mi solicitud de protección internacional (asilo)… Fue un proceso bastante tenso por personas que estando en la misma cola quieren colarse pasando de primero, había gente muy buena vibra, como otras muy revoltosas queriendo sabotear el orden, sin embargo, la Policía Nacional se porta correcta y profesionalmente ante estos casos. No solo son venezolanos, también hay colombianos, nicaragüenses, hondureños, peruanos, ecuatorianos, africanos, chinos, romaníes, etc… Fue una experiencia distinta, fría y amigable con mis compañeros de fila. . . . #españa #spain #venezuela #latino #latinoamerica #madrid

A post shared by Sahid Barrios Carranza (@sahidbarrios) on

Comentarios

comentarios