article-thumb
   

Venezolanos se aventuran a emigrar sin tener pasaporte o cédula de identidad

El Cooperante | 4 agosto, 2018

Caracas.- Cientos de venezolanos han tomado la decisión de emigrar hacia Chile, pero cuando llegan a la frontera “se estrellan”, dado que no pueden entrar a la nación por no contar con pasaporte.

Lea también – Secuelas de la crisis: La impactante imagen de un comerciante en el mercado Guaicaipuro

Según reseñó Versión Final, Mariana Fuenmayor estudiaba odontología en La Universidad del Zulia (LUZ) y decidió arriesgarse salir del país sin el documento de viaje para emigrar a Chile. “No podía ni estudiar en Venezuela, los insumos exigidos para avanzar en la carrera son muy costosos y no tengo ayuda del extranjero”, contó.





Precisó que decidió “salir de mi país y mi principal destino fue Chile, porque allá tengo varios amigos que me dijeron que estaban bien, pero ellos tienen todos sus documentos, yo no. Fue imposible tramitar el pasaporte, y fue imposible entrar“.

Apuntó que pasó por una “travesía” para llegar a la nación suramericana, inclusive, se tuvo que esconder para que funcionarios de Migración en Ecuador no la deportaran por no contar con el pasaporte. Además de los 360 dólares que le costó el total del pasaje, pagó 20 dólares más para obtener un papel que certificara que había perdido su documento. 


Sentí que el mundo se me vino encima, rogué para que me dejarán entrar (…) una señora me dijo: ‘Tranquila tú pagas como 60 dólares y pasas como si nada’, pero no fue así, en todo momento me exigieron el pasaporte y no lo tenía”, resaltó.

Mariana tuvo que quedarse en Perú, donde trabaja actualmente para poder pagar el documento en Venezuela para entrar en Chile y pedir el permiso de trabajo, así como la residencia.

Perú y Ecuador como opciones

Ecuador y Perú se han convertido en los “salvavidas” de muchos venezolanos que no han podido tramitar tanto la cédula como el pasaporte. Sin Tarjeta Andina Migratoria (TAM) también pueden “establecerse”, pero con algunas previsiones.

Karen Núñez, quien cursaba quinto semestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Cecilio Acosta (UNICA), extravió su cédula de identidad y fue al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) para renovar su documento, pero quedo a la espera.

“Pensé en irme a Colombia porque tenía carnet fronterizo y me funcionó, pero luego mi destino era Perú y se complicó la situación. Para comprar mi pasaje me exigían el pasaporte, como no lo tenía tuve que ir hasta otra línea de buses que me cobró 120 mil pesos porque no tenía el documento. En la frontera con Ecuador me dijeron que no me podían dar la carta andina porque no tenía cédula y no tenía ingreso al país”, contó.

La zuliana recordó que en dos alcabalas la dejaron pasar, pero le advirtieron: “Debes tener cuidado, porque si te consigues con migración Ecuador te tienes que regresar”. Sin embargo, continuó y llegó a la frontera con Perú. Ahí le negaron el paso por no tener ningún documento de identificación. “No sabía qué hacer, no tenía dinero para regresarme, además, tampoco me iba a devolver a Ecuador y mucho menos a Colombia. El mundo se me vino abajo y se apiadaron de mí, me dijeron que subiera al bus y que siguiera, pero que ya lo que pasaba no era culpa de ellos y me podían devolver“.

Comentarios

comentarios