article-thumb
   

Venezuela puede resguardar los activos de Citgo por medio de la ONU

Reinaldo Villanueva | 10 octubre, 2019

Caracas.- El director de Datanálisis, José Anotnio Gil Yépez, aseguró este jueves que Venezuela podría mantener las propiedades de Citgo si activa mecanismos por medio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para proteger la inversión.

Le puede interesar: EE. UU. prevé aplicar más sanciones a Cuba por apoyar a Maduro

Durante una entrevista realizada en Globovisión, Gil Yépez precisó que luego de la solicitud en el organismo internacional se plantearía una “reestructuración de la deuda” y acuerdos para poderla cancelar, tomando en cuenta que pasa “por un procedimiento largo”.





“Venezuela siempre ha sido un gran suplidor de crudo hasta el evento petrolero del 2002. Por otro lado el país siempre ha cumplido con sus deudas hasta hace año y medio”, manifestó.

La empresa minera canadiense Crystallex International Corporation decidió demandar a Venezuela debido a la expropiación de la mina de oro Las Cristinas durante el mando del fallecido Hugo Chávez, por la cual en mayo del 2017 un tribunal de arbitraje del Banco Mundial ordenó al régimen de Nicolás Maduro pagar 1.386 millones de dólares.

Desde la presidencia encargada de Juan Guaidó se nombró  en enero de este año una nueva directiva de Citgo, compuesta por Luisa Palacios, Ángel Olmeta, Édgar Rincón, Luis Urdaneta, Andrés Padilla y Rick Esser; con el propósito de resguardar los activos.





Sin embargo, estas acciones han generado tensiones entre la oposición y el régimen de Nicolás Maduro, el cual acusa a Guaidó, su embajador ante Estados Unidos Carlos Vecchhio y el procurador especial para la defensa del Estado en el exterior, José Ignacio Hernández, de formar una “organización criminal transnacional” con la intención de apropiarse ilícitamente de la empresa venezolana en territorio estadounidense.

Venezuela puede activar por medio del Consejo de Seguridad de la ONU un plan para resguardar los activos de la empresa Citgo como ocurrió en una oportunidad con  los fondos de Irak en el exterior tras la invasión de EE. UU. en el año 2003. Incluso, esta medida provocó que el país se recuperara económicamente e impidió que los acreedores intentaran apropiarse de las deudas impagas de Saddam Hussein.

Comentarios

comentarios