article-thumb
   

Venezuela se hipoteca a China mientras Grecia flota con salvavidas de la Unión Europea

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.-  Venezuela y Grecia atraviesan la peor crisis económica de la última década. A pesar de la distancia, la diferencia poblacional y la particularidad de las economías, griegos y venezolanos han visto mermado el poder adquisitivo y se han volcado a las calles a hacer largas colas, en el caso de los europeos para lograr sacar los 60 euros diarios permitidos en cajeros automáticos y los sudamericanos para poder comprar comida según el número de cédula.

Ambas naciones socialistas están endeudadas por montos no muy distantes aunque con financistas y mecanismos de pago distintos. De concretarse el tercer rescate a Grecia por parte de la Unión Europea por 50 mil millones de euros, Atenas estaría comprometida por un monto total de 260 mil millones que sumarían los tres rescates. Sin embargo, las actuales necesidades griegas son sensiblemente mayores, calculándose entre 82 mil y 86 mil millones de euros, según las autoridades europeas.

Por su parte, Venezuela acumula una deuda de 249 mil 523 millones de dólares al cierre del año 2014, de acuerdo con las cuentas de los economistas Asdrúbal Oliveros y Gabriel Villamizar. En el artículo de los expertos publicado en Prodavinci, 121 mil 688 millones de dólares corresponden a endeudamiento del Gobierno central, entre bonos de deuda interna y externa, letras del tesoro y préstamos con multilaterales; 46 mil 153 millones forman parte de la deuda financiera de PDVSA; 19 mil 564 millones se deben a Beijing por préstamos a través del Fondo Chino; 11 mil 359 millones debe pagar el Estado por nacionalizaciones y expropiaciones y 23 mil 443 millones están pendientes de pago por concepto de divisas para importaciones no liquidadas.

info CRISIS INSTA copy

Con la caída del precio del petróleo de un promedio de 100 a 50 dólares por barril, la escasez de divisas se ha agudizado y el país se ha visto en la necesidad de seguir acudiendo a su principal financista: China. En un reportaje gráfico de The New York Times sobre los países con economías riesgosas en los que China se ha atrevido a invertir, precisan que Venezuela ha recibido más de 50 mil millones en préstamos del gigante asiático, deuda que paga con el envío de 550 mil barriles diarios, hipotecando casi la cuarta parte las exportaciones, que rondan los dos millones 400 mil barriles, de acuerdo con lo que indicó en abril Eulogio del Pino, presidente de PDVSA.

¿Rumbo al default?

Mientras tanto, Venezuela remata las deudas para obtener pagos adelantados, perdiendo hasta la fecha cuatro mil 333 millones de dólares por descuentos a Uruguay, República Dominicana y Jamaica. A pesar de la inmensa merma en los ingresos y la hipoteca de casi una cuarta parte de las exportaciones, la crisis venezolana no podría compararse con la griega, según explicó recientemente Luis Vicente León, director de Datanálisis. “La capacidad de generación de ingresos en divisas que tiene Grecia es mucho más baja que la capacidad que tiene cualquier país petrolero, empezando por Venezuela”.

Sin embargo, este martes aseguró el profesor de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann, quien fuera ministro de Planificación de Hugo Chávez en 2002, que Venezuela no podrá evitar caer en default en 2016. “No es que el Gobierno va a planear caer en default, creo que solo tropezarán en uno. Pueden obtener más de los pagos de octubre pero nadie piensa que obtendrá en los pagos de 2016”.

Comentarios

comentarios