Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Venezuela y el territorio Esequibo: claves para entender el conflicto

La Corte Internacional de Justicia será la encargada de dirimir la disputa pese a que Venezuela no reconoce su jurisdicción sobre el caso

Caracas / Foto Portada: Archivo.- Este jueves, la vicepresidenta de la Administración de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez dijo que no permitirán "que se fragüe otro fraude procesal para despojar el Esequibo a Venezuela" y condenó que transnacionales petroleras busquen "seguir quitando" a Venezuela el territorio de la zona en reclamación Venezuela. Esta disputa tiene más de 120 años. El embajador Gerson Revanales; Williams Dávila, presidente de la Comisión Mixta de la Asamblea Nacional electa en 2015 para la Defensa de la soberanía sobre el territorio Esequibo y la historiadora María Soledad Hernández explicaron los errores políticos que han prolongado el conflicto y las consecuencias que tiene para Venezuela perder la zona en reclamación.

Lea también: Arreaza se reúne con diplomático de Guyana: No admitiremos injerencias sobre el Esequibo

En rueda de prensa a medios de comunicación nacional, la representante oficialista denunció que "poderes imperiales incitan a Guyana a vulnerar el Acuerdo de Ginebra".

«Llegamos al Acuerdo de Ginebra en 1966, cuando Venezuela en 1962 lleva su reclamación sobre el laudo fraudulento a las Naciones Unidas y luego de cuatro años de batalla Venezuela logra firmar el Acuerdo a diferencia de lo que ocurría en en otras latitudes, donde se resolvían conflictos fronterizos con guerras».

Delcy Rodríguez, 18 de febrero de 2021.

Origen de la disputa: Laudo Arbitral de París

María Soledad Hernández,  profesora de Historia de la Universidad Católica Andrés Bello e investigadora del Instituto de Investigaciones Históricas de la misma casa de estudios, dijo a El Cooperante que todo empezó con la firma de un laudo arbitral írrito.

"El Laudo Arbitral de París se remonta al 3 de octubre de 1899. Fue la sentencia que emitió un tribunal reunido en París para poder dirimir la disputa del territorio en reclamación. El problema es que Venezuela no estuvo presente porque los ingleses que reclamaban el territorio como colonia se negaron a sentarse en la mesa de negociación con los venezolanos. Desde entonces, empezó el despojo de una parte del Esequibo".

Venezuela no aceptó la decisión por considerar que los jueces estaban parcializados a favor de Guyana y basó su alegato en el principio jurídico del “Uti possidetis iuris”, usado en el derecho internacional público bajo la premisa de que “como poseéis de acuerdo al derecho, así poseeréis”. Tal y como ya lo propuso Simón Bolívar, exige que las fronteras de las nuevas repúblicas sean herederas de las antiguas colonias... Sin embargo, el territorio de casi 160 000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo adjudicado a Reino Unido.

En ese entonces, Venezuela no pudo hacer nada ante el poder que tenía Reino Unido; y no fue sino hasta 1960, cuando Venezuela revivió el conflicto cuando Guyana estaba por alcanzar su independencia.

María Soledad Hernández.

Acuerdo de Ginebra

En 1966 el Reino Unido y Venezuela firmaron el Acuerdo de Ginebra como una vía para dirimir el aprieto. Guyana se independizó y heredó el acuerdo. El Acuerdo de Ginebra anulaba el Laudo de París, pero para Guyana solo sería un acuerdo más...Así pasaron los años sin ponerse de acuerdo y en 1987 las dos partes acudieron a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que dos años después decidió intermediar. El 30 de enero de 2018, la ONU dijo que se agotó su gestión sobre el tema y el secretario general, Antonio Guterres, estimó llevar el caso a la CIJ, donde se encuentra ahora.

Para la catedrática uno de los capítulos a resaltar de la historia por la lucha del Esequibo es lo que ocurrió en Rupunini en 1969. Este hecho histórico fue perfectamente descrito por el historiador Guillermo Guzmán Mirabal. La investigación de Guzmán tiene como fuente primaria fundamental el archivo personal de uno de los protagonistas de lo ocurrido: Ignacio Iribarren Borges, quien fue embajador ante el gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte durante los años 1959 y 1964.

El libro "Del Acuerdo de Ginebra a la Rebelión del Rupununi: tres años del proceso de recuperación de la Guayana Esequiba (1966-1969)", de Guillermo Guzmán Mirabal, relata cómo empezó la lucha por el Esequibo.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

"El primero de enero de 1969 estalla en la región del Rupununi, en la Guayana Esequiba, una insurrección en contra del gobierno de Guyana. Los pobladores piden su secesión para incorporarse a Venezuela, que reclama el territorio como suyo. El alzamiento es ferozmente ahogado en fuego de metralla y lanzallamas. La revuelta es el episodio más grave de una escalada de conflictos que involucra a los dos países. Tres años antes, en 1966, Venezuela había firmado el Acuerdo de Ginebra, donde Gran Bretaña y la Guayana Británica, próxima a su independencia, reconocían la existencia del reclamo territorial venezolano y en donde se planteaba un mecanismo de negociación bilateral para lograr una solución práctica a la controversia. Venezuela se anotaba un éxito diplomático sin precedentes reavivando un litigio que se creía perdido desde 1899.

El júbilo da paso a la frustración frente a una Guyana intransigente que no acepta ninguna de las propuestas que se llevan a la mesa. Venezuela responde presionando con acciones concretas –la toma de la isla de Anacoco, la organización del Partido Amerindio, el decreto de Mar Territorial– para forzar un acuerdo que no llega. Pronto la diplomacia cede el paso a otros medios. Se evalúan escenarios y surgen planes concretos: dos alzamientos simultáneos en la Guayana Esequiba serán la excusa para la anexión del territorio usurpado. Pero un evento inesperado cambia los planes y la oportunidad de ocupar el territorio Esequibo se desvanece".

Gerson Revanales

Hugo Chávez y cómo bajo el tono de reclamación

Durante la historia reciente de Venezuela se han cometido errores que han llevado a intensificar la disputa. Así lo expresó Gerson Revanales, internacionalista y embajador de carrera. Para Revanales, las consecuencias de perder el Esequibo son sumamente graves porque hay una desmembramiento del territorio nacional y no duda en afirmar que esto es posible porque la CIJ es el más alto tribunal a nivel internacional.

"Mientras manteníamos la posición de que el laudo de París era nulo e irrito se podía mantener viva la voz de la reclamación, pero cuando la CIJ informe su decisión vamos a perder definitivamente este territorio desde el punto de vista legal. Todo esto es muy triste, lamentable y acarrea consecuencias negativas para el país ya que estaríamos perdiendo parte de la Venezuela creada por Simón Bolívar", dijo en conversación telefónica con El Cooperante.

No solo es perder la soberanía, también estaría peligrando la seguridad nacional. Si el territorio en reclamación pasa a formar parte de Guyana, Venezuela quedaría en una situación "bastante débil" en cuanto a sus fronteras marítimas, destacó, cargando parte de la responsabilidad a Hugo Chávez.

"Chávez en el año 2004 dijo que no se opondría al desarrollo de Guyana, poniendo a disposición de ese país los recursos naturales de Venezuela".

"Casi hay guerra por culpa de Estados Unidos"

El 7 de marzo de 2008, durante su intervención en la XX Cumbre del Grupo de Río, Chávez refirió al conflicto prolongado entre Venezuela y Guyana por el Esequibo y lo calificó como una "vieja reclamación", al tiempo que aseveró que durante el mandato de Forbes Burnham, líder de Guyana desde 1964 hasta 1985, los "estadounidenses querían que Venezuela y Guyana fueran a una guerra".

"No nos dejemos manipular por quienes nos quieren poner a pelear (…) cuando Forbes Burnham gobernaba Guyana casi hay guerra entre Venezuela y Guyana, por una vieja reclamación territorial que casi nadie recordaba porque viene de tiempos inmemoriales y empezó a hacer desempolvada", expresó.

Según su relato, Chávez era solo un alférez de las Fuerzas Armadas cuando militares norteamericanos le dictaron una conferencia sobre el caso Guyana.

"La dio un oficial gringo porque los gringos tenían presencia en los comandos, mandaban en la Fuerza Armada hasta hace ocho años, que eso empezó a desactivarse. Dirigían operaciones y adoctrinaban a nuestros militares para la represión", condenó. "En ese entonces, casi hay guerra con Guyana".

Aseveró que esto sucedió en complicidad con guyaneses civiles y militares que buscaban la caída de Burnham.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

"Después de 20 años, sale la verdad, nos querían utilizar para invadir a Guyana a nombre del reclamo para derrocar a Burnham, un gobierno de izquierda. Está en documentos, todo esto ocurrió con complicidad de guyaneses de la derecha, unos militares y otros civiles. Solo para sacar a un gobierno de izquierda que fue elegido", reprochó.

Sobre el aspecto geopolítico, el embajador rescató que aunque Guyana sea un territorio dominado por el socialismo y un aliado de Cuba, hoy en día tiene mejores relaciones con Estados Unidos que Venezuela.

"Guyana hoy tiene lazos con Estados Unidos desde el punto de vista económico y comercial, para la explotación de los recursos petroleros. Estados Unidos se ha convertido en un aliado de nuestro enemigo, ya que le da un gran potencial de apoyo político, económico, financiero y tecnológico en desmedro de Venezuela, que desde hace años decidió convertirse en un enemigo gratis de EE .UU. cuando en el año 1999, Chávez dijo en el Foro de las Naciones Unidas que olía a azufre", recordó. "Estas indiscreciones de Chávez crearon esta situación, vemos que es uno de los mayores errores".

Maduro solicitó a la ONU actuar como mediador

El 8 de enero de 2021, Nicolás Maduro envió una carta al secretario general de la ONU para solicitarle actuar como mediador en el conflicto por el territorio Esequibo. En la misiva recordó a Guterres la carta que envió en 2018 en la que la Administración de Maduro alertó de las "potenciales afectaciones a la estabilidad y paz de la región".

"Venezuela nunca ha prestado su consentimiento para que la Corte conozca sobre la controversia territorial sobre la Guayana Esequiba y mucho menos aún para involucrarla en una acción unilateral planteada por Guyana sobre un asunto jurídico ya superado como es el Laudo Arbitral de 1899" e insistió fue un "asunto zanjado y superado con la suscripción de las Partes del Acuerdo de Ginebra de 1966".

Maduro Guerra pidió a Guterres reavivar el diálogo como camino para evitar decisiones ajenas a la legalidad internacional que pueden poner en grave riesgo la paz y la seguridad de la región.

"Espero contar con sus buenos oficios en el sentido más amplio posible, para reiniciar con la urgencia que esta controversia amerita, conversaciones directas entre Guyana y Venezuela con el objetivo de avanzar hacia un entendimiento pacífico, y beneficioso a ambas partes".

Una semana después, el 15 de enero, el canciller de la Administración de Maduro, Jorge Arreaza, informó que se reunió con el encargado de negocios de Guyana, Robert McKenzie, para reiterarle que Venezuela "defenderá" el Esequibo y que no permitirá la "injerencia" de terceros para resolver la crisis.

"Hoy convocamos al Encargado de Negocios de la República Cooperativa de Guyana. Le ratificamos que Venezuela defenderá sus derechos legítimos sobre la Guayana Esequiba y no admitirá injerencias de terceros, sean Estados o corporaciones, en la controversia territorial", dijo Arreaza en un mensaje en Twitter. Compartió varias fotografías del encuentro sin agregar más detalles.

Venezuela está indefensa

Para el diputado a la Asamblea Nacional (AN) y presidente de la Comisión Mixta de la AN para la Defensa de la soberanía sobre el territorio Esequibo, William Dávila la posición "guerrerista" del madurismo no contribuye en nada a la resolución del antiguo conflicto y aseguró que Maduro quedará en la historia como un "traidor" por no poder defender la soberanía ni el territorio venezolano.

"Estamos indefensos porque se ideologizo la política exterior. Se desmanteló por completo el servicio exterior y Jorge Arreaza como canciller no hizo nada. Más bien Guyana ha desarrollado una política para unificar al país en torno a la reclamación y Venezuela no ha hecho nada pese a que tenemos una gran cantidad de expertos sobre el tema. Todos ignorados por Chávez y ahora por Maduro", reprochó. "El chavomadurismo simplemente pensó en sus propios intereses y en los de Cuba. Ese es el gran error histórico que cometieron y las fuerzas militares venezolanas se han hecho cómplices de esa negligencia y de esa omisión por guardar obediencia. Se quedaron callados y "el sol sale por el Esequibo" simplemente quedó como una consigna hueca", dijo en entrevista concedida a El Cooperante.

Para el parlamentario mientras en Venezuela no se realicen unas elecciones presidenciales realmente libres, los venezolanos no tendrán un gobierno que represente y defienda los intereses de recuperar el territorio en reclamación. A la vez que enfatizó que no reconoce la jurisdicción de la CIJ sobre el caso, ya que lo más correcto, debido a la situación política de Venezuela, es que la CID hubiera decidido postergar cualquier decisión hasta que en el país se realicen las elecciones presidenciales, ya que Juan Guaidó no ha sido reconocido por las Naciones Unidas como gobierno encargado.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.
William Dávila, presidente de la Comisión Mixta de la Asamblea Nacional electa en 2015 para la Defensa de la soberanía sobre el territorio Esequibo

¿Qué ha hecho la AN de 2015 para defender el Esequibo?

A su juicio, la Asamblea Nacional ha hecho hasta lo imposible por defender el territorio y la soberanía del país y precisó que desde el año 2017, el Parlamento nombró una comisión mixta presidida por él mismo, para visibilizar el tema del Esequibo y mantener la vigencia del Acuerdo de Ginebra.

* Firmaron 10 acuerdos sobre el tema

* Llevaron el caso al Parlasur en 2020, donde se decidió que no debía judicializarse el tema del Esequibo y se decidió que el Acuerdo de Ginebra era pertinente

* Plantaron la bandera venezolana en la isla de Anacoco, como muestra de soberanía porque Guyana dice que ese territorio les pertenece

* Decenas de pronunciamientos en rechazo a las inversiones que desarrolla Guyana en el territorio en reclamación

* Enviaron comunicaciones a las empresas petroleras internacionales para advertirles sobre estos negocios

* Comunicaciones a la cancillería de Inglaterra y otros países europeos advirtiendo de la validez del Acuerdo de Ginebra

* Audiencia sobre el tema en La Haya el día 13 de agosto, con expertos en derecho internacional, lo que contribuyó a que 4 magistrados de la CIJ decidieran no apoyar la decisión de la jurisdicción de la corte sobre el conflicto

* Creación de un libro blanco donde reposan las actuaciones de la AN

Para Dávila, la gran pregunta es ¿qué ha hecho el chavismo? y fustigó que la AN electa el 6 de diciembre haya creado una comisión para "defender" el Esequibo, cuando sus integrantes nunca han abogado a favor de este objetivo.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

"¿Dónde está el libro blanco de lo que ha hecho el chavismo? Porque esa comisión que nombraron con Timoteo Zambrano y Hernán Escarra nunca abrió la boca a favor del Esequibo. Timoteo jamás volvió a la AN cuando formaba parte de la comisión de Política Exterior. Nunca abrió la boca en defensa de Venezuela y ahora está en esta comisión, ¿para qué? Simplemente para politiquear porque su trayectoria ha sido nula", sentenció.

Dávila destacó que la AN hizo llegar el libro blanco a los magistrados, al secretario y a la biblioteca de la CIJ.

"Esta es la razón por la que podemos decir que la AN ha cumplido con su responsabilidad, con su obligación histórica, no es necesario hacer una alharaca para defender lo nuestro. Maduro cometió actos de traición a la historia republicana, no estuvo a la altura de las exigencias históricas porque no supo defender la soberanía nacional ni defender la integridad del país, si no que se dejó llevar por intereses foráneos. Las fuerzas militares deben fijar posición y exigir una postura de Maduro o van a permitir que la historia limpia de la Fuerza Armada se manche con una acción como esta por no saber actuar y entregar el Esequibo", criticó.

Una mina petrolífera

Según las previsiones de 2020 del Fondo Monetario Internacional (FMI) la economía de Guyana iba a crecer un 86 % gracias al hallazgo de reservas petrolíferas en el mar que depende de la región esequiba.

EFE reportó que distintas fuentes tenían claro que el país, de unos 800 000 habitantes, debía comenzar a producir en 2020, gracias esencialmente a ExxonMobil con varias empresas coaligadas, cerca de 120 000 barriles de petróleo diarios.

Las previsiones estimaban que esa producción crecería hasta a un arco de entre 700 000 y un millón de barriles diarios a mediados de la década.

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 y su impacto sobre la economía frenó esas posibilidades de crecimiento. En abril, el FMI revisó sus pronósticos y estimó que la expansión de la economía guyanesa en 2020 sería del 52,8 %.

Mientras que, Venezuela, el país con mayores reservas petrolíferas probadas del mundo, producía a comienzos de 2020, unos 700 000 barriles diarios.

En 2015, la empresa estadounidense Exxon anunció el descubrimiento de petróleo en el bloque Stabroek, en el océano Atlántico que, según el Gobierno de Guyana, contiene reservas por 700 millones de barriles y, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, es la segunda mayor área del mundo con crudo sin explorar.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.




Anuncio

Artículos relacionados

Destacados

La Administración de Joe Biden ha abogado desde que asumió la presidencia de Estados Unidos por una salida pacífica a la crisis venezolana

Destacados

La Administración de Maduro insiste en que instancias internacionales deben mediar para encontrar una solución al conflicto en Palestina

Destacados

"Es válido usar las redes sociales como una medida de presión adicional a la denuncia que se debe hacer por los canales regulares. No...

Destacados

Brasil fue durante el mandato de Lula uno de los principales aliados de Hugo Chávez y Nicolás Maduro en la región