article-thumb
   

Venezuela y Guyana devuelven embajadores tras “face to face” de Maduro y Granger en la ONU

El Cooperante

EFE.- Atrás quedaron los insultos de Maduro hacia David Granger, y la negativa del guyanés a reunirse con su homólogo venezolano, para dar paso, la noche de este domingo, a una reunión de alto nivel que mantuvieron en la sede de la ONU, y que contó con la mediación del secretario general de este organismo, Ban Ki-moon.

Según informaron fuentes oficiales, Venezuela y Guyana acordaron en el encuentro el retorno de sus respectivos embajadores y expresaron su voluntad de resolver sus diferencias.635790024877186509w

La oficina de Ban, quien viene mediando entre los dos países por las tensiones fronterizas, informó en un comunicado que durante el encuentro los dos presidentes “expresaron su disposición de continuar participando en el diálogo” como parte de la “larga tradición de buenas relaciones de vecindad”.

Los dos gobernantes, agrega la nota, acordaron recibir a sus dos respectivos embajadores “a fin de garantizar en un futuro cercano el retorno de la representación diplomática de pleno derecho en las dos capitales”.

635790021133467759w

La nota de prensa indica que la reunión mantenida esta noche en la sede de la ONU sigue a una serie de contactos por separado que ha mantenido Ban con ambos líderes desde comienzos de este año.

“El objetivo de la reunión fue la de analizar la forma de avanzar respecto a la controversia fronteriza entre Guyana y Venezuela”, agrega el comunicado.

También señala que Ban ensalzó la disposición de Maduro y Granger para mantener la “tradición de diálogo, mientras se diseña una forma de resolver la controversia que pueda ser beneficiosa para ambos países y sus pueblos”.

Venezuela ahora quiere fomentar “diplomacia de paz y hermandad” con Guyana 

En declaraciones a los periodistas tras la reunión, Maduro calificó la reunión como “tensa y difícil”.

La Presidencia de Venezuela expresó en la red Twitter que con esta reunión Venezuela ratifica su disposición de fomentar una “diplomacia de paz y hermandad, aunque algunos pretendan sembrar la intriga”.

Comentarios

comentarios