Connect with us

Internacionales

Villavicencio había recibido amenazas de muerte semanas antes de su asesinato

Villavicencio confirmó que había recibido amenazas de parte de “alías Fito”, líder del cartel “Los Choneros”

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas. Foto: La Hora.- Este miércoles fue asesinado el candidato a la presidencia de Ecuador, Fernando Villavicencio, a la salida de un mitin político en la ciudad de Quito.

Lea también: Estilo sicariato: asesinado de tres disparos en la cabeza candidato presidencial ecuatoriano

El anuncio de su muerte lo dio su amigo personal y asesor de campaña, Carlos Figueroa, a medios de comunicación ecuatorianos. Según reportó, Villavicencio recibió tres disparos en la cabeza que le causaron la muerte de manera inmediata. Villavicencio y los nueve heridos fueron trasladados a la Clínica de La Mujer, en donde confirmaron la muerte del dirigente.

Figueroa relató al medio Centro Digital, que un hombre no identificado se acercó al vehículo en donde se encontraba el candidato y disparó en varias oportunidades en contra de los allí presente. Al menos dos personas fueron gravemente heridas en el suceso.

En una entrevista ofrecida a medios locales, Villavicencio confirmó que había recibido amenazas de parte de los grupos delincuenciales del Ecuador. A pesar de ello, decidió continuar con su propuesta de “atacar primero” a las mafias.

“Con las mafias no se pactan. Cuando otros dicen que se van a reunir con los diez más buscados, y cuando otros candidatos dicen que hay que retirarse, yo me quedo. Aunque me amenacen, no vamos a pactar. En mi gobierno, que se escuche bien, vamos a cambiar las reglas del juego, la policía va a atacar primero y vamos a sacar de sus guaridas a los delincuentes”, comentaba.

Advertisement

Según lo expuesto por el político, la amenaza provenía de “alías Fito”, líder del cartel “Los Choneros”, quien había advertido que, de seguir refiriéndose a su grupo delincuencial, atentarían contra su vida y la de los asistentes del comando de campaña. “Esto lo que hace es confirmar que nuestra propuesta de campaña les hace daño a las estructuras delictivas. Reitero, no les tengo miedo”.

Una de las primeras obras que impulsaría de ganar la presidencia estaba la construcción de una cárcel especial de alta seguridad para trasladar a los capos del narcotráfico y sicarios ecuatorianos.



Tendencias