Votar en plena pandemia es jugar a la ruleta rusa | El Cooperante
Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Votar en plena pandemia es jugar a la ruleta rusa

Arriesgar la vida para asistir a los centros electorales es un riesgo al que se exponen los venezolanos en un país donde día a día se multiplican las cifras de enfermos y fallecidos por Covid-19. A la poca confianza que genera el Consejo Nacional Electoral y un posible llamado a la abstención, se une el fantasma de una enfermedad cuyas dimensiones para diciembre son incalculables .

Caracas.- Ningún equipo de bioseguridad podría impedir que los venezolanos que asistan a votar en los comicios de diciembre se contagien con la COVID-19. En Rusia y República Dominicana, dos países que puso como ejemplo Nicolás Maduro de elecciones recientes para estimular el voto, la situación no ha sido exactamente igual a lo que podría ocurrir en diciembre en Venezuela.

En Rusia, por ejemplo, la directora del Comité Central Electoral, Ella Pamfilova, prometió un mes antes del referéndum que las elecciones se realizarían durante toda una semana para evitar aglomeraciones. Y que en cada local electoral votarían de 8 a 12 personas por hora, es decir, un máximo de 150 personas por día. De hecho, la propagación del virus obligó a que la participación online en Rusia ascendiera a 60% a escala nacional. ¿Es eso posible en Venezuela, donde no solo tenemos la peor señal de Internet del mundo, sino que la gran mayoría sufre por los apagones constantes?

Acudir al caso de República Dominicana tampoco fue un ejemplo feliz de Maduro porque las cifras oficiales muestran que después del evento electoral, la cifra de contagios diarios se triplicó al extremo de que uno de los Observadores Internacionales que envió la OEA debió regresar a Washington porque se enfermó con el virus. Y si bien sería poco serio atribuir solamente a las aglomeraciones en los centros de votación la causa fundamental de ese aumento, tampoco se debería descartar que probablemente el congestionamiento influyó en muchos de los casos.

De hecho, ante la proximidad de elecciones en Estados Unidos, los expertos se han dedicado a evitar que las votaciones generen un colapso nacional, y han propuesto aumentar la capacidad de voto por correo así como garantizar que el voto personal sea absolutamente seguro.

«Cuanto más interactúa un individuo con otros, y cuanto más larga es esa interacción, mayor es el riesgo de propagación de COVID-19», han dicho. «Las elecciones con una votación en persona y en un solo día tienen un mayor riesgo de propagación de COVID-19 porque habrá multitudes más grandes y tiempos de espera más largos». Y para evitar contagios proponen una amplia variedad de opciones de votación, períodos de votación más largos (más días y más horas) y cualquier otra opción posible que reduzca el número de votantes que se congregan en el interior de los lugares de votación al mismo tiempo.

Incluso han elaborado una serie de recomendaciones para los funcionarios electorales y trabajadores electorales para reducir la propagación, algo que difícilmente podría aplicarse en Venezuela porque implica tener el doble de funcionarios, testigos de mesa y hasta personal del Plan República porque de eso se trata la primera regla: «Que los lugares de votación tengan el personal adecuado para cubrir a los trabajadores enfermos que necesiten quedarse en casa».

Y el resto de las recomendaciones también resultan difíciles de implementar porque ameritan de una organización difícil de imaginar tanto al interior del gobierno como del PSUV:

-Quédese en casa cuando esté enfermo o después de un contacto cercano reciente con una persona con COVID-19

-Eduque a los trabajadores electorales sobre cuándo deben quedarse en casa y cuándo pueden regresar al trabajo.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

-Los trabajadores electorales que estén enfermos, que hayan resultado positivos para COVID-19, o que hayan tenido un contacto cercano recientemente con una persona con COVID-19 deben quedarse en casa.

-No ir a los centros electorales si recientemente han tenido un contacto cercano con una persona con COVID-19.

De modo que el llamado a la abstención de algún sector de la oposición, la poca confianza que genera el CNE más la posibilidad de contagiarse con COVID 19, avizora un futuro bien escuálido para las elecciones parlamentarias de diciembre, un estreno bien mediocre para esas «nuevas Tibisay» que Maduro impuso para barnizar sus deseos.

Artículos relacionados

Destacados

Scale Capital dijo que el servicio será gratuito por 90 días para 2 millones de suscriptores en Venezuela tras el reinicio de operaciones

Destacados

La empresa canceló el servicio con Venezuela tras no poder cumplir con los requerimientos legales tras sanciones de Washigton a Caracas

Destacados

Pérez sostuvo una relación extramatrimonial con Cecilia Matos

Destacados

Mientras la vacuna contra el coronavirus llega, el mundo sigue tomando preventivas para evitar que se multipliquen los rebrotes de la enfermedad