Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

WHW: Más de 7 000 hectáreas en Canaima están siendo afectadas por la actividad minera ilegal

La organización internacional aseguró que cualquier actividad minera en estos terrenos “constituye un atentado irreversible contra el patrimonio biológico de Venezuela y de la humanidad”

Foto: Cortesía

Caracas.- El más reciente informe de World Heritage Watch (WHW), organización que ofrece información sobre el patrimonio en peligro a la Unesco, informó sobre el aumento de la actividad minera ilegal en el Parque Nacional Canaima, una situación que ha afectado a 7 400 hectáreas.

Lea también:  Las 200 mujeres que se convirtieron en referencia en Venezuela

En el documento presentado el domingo 6 de junio, la organización mundial detalló que parte del terreno del Parque Nacional Canaima se ha visto afectado por la extracción de oro usando técnicas “semimecanizadas” y mercurio, un elemento químico con alto nivel de toxicidad.  

En esta operaciones, según afirman, participan al menos 20 fábricas conocidas como “balsas mineras", cuya actividad afecta a los ríos cristalinos cerca de las inmediaciones del Salto Ángel, la cascada de agua más alta del mundo. 

“La realidad es peor a lo largo de los límites del Parque Nacional Canaima donde más de 7 400 hectáreas están siendo impactadas por las operaciones mineras ilegales, como se puso de manifiesto en el informe de SOS Orinoco (2020)”, se lee en el informe.

Al menos siete áreas registraron un aumento de la actividad minera, entre las que destaca El Mosquito y Mayen-Macriyen.

Asimismo, la organización indicó que al menos 480 hectáreas de explotaciones mineras fueron detectadas en el sector occidental, donde los límites del parque están bajo una creciente presión de un gran foco minero ubicado en el Parque Nacional en Las Claritas-Chibay y otro gran foco en San Salvador de Paúl-Uriman. 

“Estas presiones generan una mayor amenaza para el paisaje, afectando directamente al río Caroní, y amenazando la continuidad de los bosques que hasta ahora se había mantenido relativamente inalterados gracias a las dificultades de acceso a la zona. En este sector, es preocupante la degradación del ecosistema que rodea el macizo montañoso de la mesa conocido como Auyantepuy”, prosigue la organización.

Del mismo modo, resaltó que actualmente no se ha puesto en marcha el Plan de Ordenación del Territorio y un Reglamente de Uso que “permita una mejor zonificación y administración en ese sector”, a pesar de que el mismo no tendría ningún efecto sobre la situación actual de la minería. 

“No hay una voluntad política para hacerla cumplir (...) Toda la situación social de la región ha provocado la lamentable desaparición de toda actividad científica en una de las regiones más interesantes del planeta para el estudio de la biodiversidad, como es el Parque Nacional de la Sierra o la formación de tepuyes en el Escudo Guayanés”. 

Asimismo, la organización internacional aseguró que cualquier actividad minera en estos terrenos “constituye un atentado irreversible contra el patrimonio biológico de Venezuela y de la humanidad”

Presencia de grupos irregulares

Según el análisis de diagnóstico realizado por SOS Orinoco, 7 419 hectáreas en el Parque Nacional Canaima presentan "alta vulnerabilidad" a la actividad minera, mientras que solo 8 935 hectáreas muestran una "vulnerabilidad media". 

“En los últimos meses, la presencia de grupos armados irregulares ha dado lugar a un aumento de la violencia en toda la región, todo ello relacionado de una forma u otra con las explotaciones mineras, tanto dentro Parque Nacional Canaima como a lo largo de sus límites”, destacan. 

A su vez denunciaron que los conflictos entre estos grupos, las fuerzas del Estado venezolano y el pueblo pemón han dado lugar a homicidios, masacres y la migración forzada de los indígenas hacia países como Brasil.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Alegaron que la situación del Parque Nacional Canaima ha seguido deteriorándose en medio de la crisis humanitaria que enfrenta Venezuela, y como resultado de la política del Estado de “fomentar abiertamente la actividad minera, desconociendo totalmente sus obligaciones ambientales”. 

“Es necesario que la Unesco incluya al Parque Nacional Canaima en la lista de Patrimonio de la Humanidad en Peligro, como una acción política que motive a las autoridades a actuar de manera decidida y asertiva para poner fin a las operaciones mineras dentro de los límites del parque”, finalizaron. 

El Parque Nacional Canaima fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994. Es considerado el tercer parque nacional más grande de Venezuela, después del parque nacional El Caura, creado en 2017 y el parque nacional Parima-Tapirapeco.



Artículos relacionados

Destacados

Bejar fue fundador en 1962 del Ejército de Liberación Nacional, grupo guerrillero inspirado en la revolución cubana

Internacionales

La licencia por “motivos particulares” se aprobó por un período de 90 días contados a partir del 28 de julio del 2021, cuando Pedro...

Destacados

El funeral de Gunther Hashida se efectuará el viernes en la funeraria y crematorio Mountcastle Turch en Dale City, Virginia

Deportes

El canadiense buscaba clasificar a la semifinal de la competencia en el evento multideportivo internacional