Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Yamil Tovar dice que no consigue trabajo por ser "un hombre trans"

Pese a que su familia lo acepta como hombre le siguen llamando por su nombre femenino

Yamil Tovar

Caracas / Foto Portada: Yamil Tovar.- La historia de Yamil Tovar no es única en su estilo. Pero es una historia. De esas que traen consecuencias en un mundo en el que la los transgénero dicen que son discriminados a la hora de buscar trabajo o inscribirse en la universidad. Tovar nació sintiéndose varón pese a tener cuerpo y genitales de mujer. Ha pasado por muchos capítulos amargos debido a los perjuicios que lo rodean, pero hoy afirmó que el amor por su pareja le ha llevado a sentirse más cómodo con su cuerpo y con quien es realmente. En el ámbito profesional, comentó que no le ha ido bien últimamente ya que no lo contratan por ser un “hombre trans”. 

Lea también: La historia de Marcy Ávila: «Convertirme en mujer me cuesta 100 dólares al mes»

Yamil nació en Caracas hace 25 años. De su infancia recuerda que todo era “normal”. Se juntaba con niñas de su edad y jugaba con muñecas, para su familia era una niña. Sin embargo, Yamil se sentía diferente. En conversación telefónica con El Cooperante, dijo que nació siendo varón. Se siente varón, aunque no logra recordar a qué edad comenzó a ser "diferente", pues alega, "siempre" se ha sentido hombre.

"Soy un hombre trans. Decir una edad exacta en la que me haya dado cuenta de cómo me siento es complicado, porque siempre me he sentido hombre. Me percaté de lo que realmente pasaba a los 16 años, durante mi adolescencia. Empecé a sentirme incomprendido y solo, me sentía incómodo con las chicas, no compartía ningún interés en común con las chicas de mi edad y los chicos tendían a rechazarme porque era una mujer (...) El problema surgió con la pubertad y cuando mi cuerpo se empezó a moldear, se me estrechó la cintura, el pecho me creció y en ese punto recuerdo haberme sentido bastante incómodo con mi cuerpo".

Yamil Tovar

Yamil vivía con su hermana menor, dice que eran muy unidos pero nunca le dijo cómo se sentía. Nunca le manifestó a nadie lo que pensaba. Pero, todo cambió a los 17 años cuando se fue de casa.

"No me fui por lo que me pasaba sino por problemas familiares, pero esta fue mi oportunidad de buscar independizarme y reencontrarme conmigo mismo. A los 21 años salgo del clóset con mi familia, pero han pasado cuatro años y mi hermana todavía no entiende lo que me pasó, no entiende cómo me siento y sigue llamándome por mi nombre de mujer. Ya no nos llevamos bien", lamentó.

Yamil Tovar

"Un bicho raro"

"Confusión" es la palabra que mejor describe cómo se sintió Yamil cuando "se desarrolló" como mujer.

"En ese entonces fue cuando empecé a entender que la sociedad se dividía entre hombres y mujeres; pero estaba confundido porque no encajaba. Me deprimí mucho, pero no se lo decía a nadie porque ya me tachaban de bicho raro y no quería que fuera peor la situación, entre los 14 y 17 años en verdad traté de encajar y enterrar toda esa confusión y tristeza".

En ese entonces, se vestía súper femenino, usaba maquillaba, participaba en todos los deportes que hacían las demás chicas de su colegio: voleibol, bailes, kikimbol.

"Pensaba que si hacia todas esas cosas de mujer, se me pasaría lo que sentía, pero nunca fue así, solo lograba sentirme peor".

A los 17 años no pudo soportarlo más y le contó lo que pasaba a su mejor amigo.

"Era mi amigo pero también era mi pareja, le conté todo y terminé haciéndole daño y se alejó. Aunque logré decírselo a él, no salí del clóset siendo menor de edad porque en mi casa siempre hubo mucha presión en que tenía que comportarme y buscarme un hombre que me cuidara. No me sentía cómodo con expresar mis sentimientos".

Tras vivir cuatro años lejos de su madre, Yamil regresó a su casa, pero algo había cambiado.

Yamil Tovar

"No cambié físicamente porque no he tomado hormonas todavía, pero sí cambié mucho mi manera de vestir, dejé de usar ropa de mujer, no me maquillaba ni usaba faldas ni escotes. Ese fue el mayor cambio para mi familia. Solo compro camisas, jeans y botas. Esto es lo mejor de todo porque me siento libre de vestir y actuar como me siento. Cuando estaba pequeño usaba muchos suéteres para taparme y que la gente no me viera, ahora me siento bien. Como hago mucho deporte, suelo salir en shorts y franelillas... y me siento tranquilo de ser yo mismo".

Yamil calificó a su familia como "muy fragmentada", así que la mejor forma que consiguió para decirles cómo se sentía fue por separado.

"A mi padre se lo conté primero por Skype, se lo tomó tranquilo, aunque yo estaba demasiado nervioso, pero todo fue tranquilo con él. Luego, vino el turno de mi mamá, se lo dije una tarde que la fui a visitar y ella me estaba dejando en el metro. Solamente hizo un chiste: que entonces mi pareja sería gay. Cuando se lo confesé a mi hermana no dijo absolutamente nada. Pero al sol de hoy,  ninguno me llama por mi nombre masculino".

Acoso y discriminación

Pese a que se viste como hombre y se presenta como Yamil, destacó que debe tomar hormonas para que su cuerpo se "masculinice" porque segrega estrógeno. El conservar rasgos femeninos le ha llevado a pasar por situaciones de discriminación. Algunas personas han tratado de "convencerlo" de que es mujer y debe actuar y verse como tal.

"Otras personas se burlan preguntando por mis genitales o cómo tengo relaciones con mi pareja. En los trabajos sí he sido víctima de discriminación varias veces. No me dejan usar el baño de hombres y cosas de ese tipo", fustigó.

Incluso, una de sus jefas le dijo que lo había contratado porque ella era "aliada de la comunidad".

En otra ocasión, trabajó en una pizzería y la supervisora lo acosaba sexualmente.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

"Me amenazaba que si no me maquillaba y vestía como mujer me iban a despedir (aunque usábamos uniforme). Me molestaban todo el tiempo preguntando si era hombre o mujer y sobre mis genitales; y una vez me encerraron en el congelador".

Yamil es Técnico Superior Universitario en Mercadotecnia, especializado en publicidad. Sin embargo, desde hace un año no ha logrado conseguir empleo y cree que tal vez se debe a que el mercadeo es un área que se basa mucho en las apariencias. Lo llaman cuando envía el currículum pero tras la entrevista no lo contratan.

Yamil Tovar y su actual pareja que es heteroxesual y cisgénero.

Me acepté gracias a mi pareja

Desde hace siete años tiene pareja. Precisó que es heterosexual (es hombre cisgénero y le gustan las mujeres).

"Gracias a él tuve el valor de salir del clóset. Cuando nos conocimos no tenía autoestima y me la pasaba deprimido, con él aprendí a tener amor propio. Y aunque me ha dicho que no cambiará su sexualidad, me respeta y acepta como soy", afirmó.

Cuando Yamil y su actual pareja tenían tres años, él le confesó como se sentía, le dijo que era un hombre trans.

"Él me dijo que ya sea hombre o mujer sigo siendo yo, y me ama aunque sigue considerándose heterosexual".





Artículos relacionados

Destacados

Guevara señaló que el encuentro se dio como parte del acuerdo político entre el Gobierno, la oposición y la comunidad internacional, propuesto por el...

Internacionales

Dicha práctica ha sido rechazada por los médicos, quienes han señalado que no existe evidencia científica que compruebe su efectividad

Sucesos

Douglas Rico relató que el grupo delictivo se había contactado con la familia del joven, para exigirles una gran suma de dinero a cambio...

Destacados

Para Maduro, Guaidó intenta "pegar un brinco" con nueva estrategia para participar en la mesa de diálogo nacional