Connect with us

Nacionales

Yeison Rodríguez, el joven que vendía agua en las protestas y continúa preso en El Helicoide

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas.- Lo llora como a su propio hijo. María Rodríguez hace hasta lo imposible por visitar, llevarle ropa y comida a su sobrino Yeison Alfredo Rodríguez Piñate, preso en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en el Helicoide, Caracas.

Lea también: La “estafadora” de 6 mil personas con la concesionaria La Venezolana fue excarcelada

En su casa a veces cuesta conseguir la comida, pero eso no es pretexto para que lo olviden. “Nunca nos falta Dios”, dijo. A veces ni siquiera tiene dinero para viajar a Caracas desde Alto de Soapire en Santa Lucía, estado Miranda, pero lo hace.

El director del Sebin, Gustavo González López informó que él era el “organizador de las acciones terroristas de la derecha”. Su tía guarda la copia de una publicación en el diario Ciudad Caracas, donde alegan que era cabecilla.

Pero María asegura que no es terrorista ni mucho menos delincuente. Vendía agua en las manifestaciones convocadas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) generalmente en Altamira y de ahí se ganó el apodo de “el Agüero”. Comenzó con su primo, pero él dejó de ir cuando se dio cuenta que la represión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) eran cada vez más peligrosas.

“Nosotros siempre le pedimos que se retirara, que eso estaba muy peligroso. Pero como tenemos mala situación en la casa él nos contaba que ahí la gente le daba de comer o le regalaban ropa, o zapatos, y así aprovechaba. Por la mala cabeza, no nos hizo caso”, contó María.

Advertisement

“Yo estoy enferma, me siento mal, pero sigo aquí porque mi madre no puede venir. He descuidado mi casa, mi familia por no dejar a mi hijo solo, porque es como mi hijo lo criamos mi mamá y yo”.

El nombre de Yeison no ha figurado en las medidas de la Asamblea Constituyente y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del 1 y 2 de junio. El pasado viernes María tenía la esperanza de que su muchacho saliera en libertad y la pesadilla se acabara. Pero no fue así.

La liberación se produjo luego de que el presidente Nicolás Maduro ordenó a la Comisión de la Verdad de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que revisara algunos casos de presos por circunstancias políticas, que no hubiesen cometido homicidios.

Yeison tiene 22 años y fue detenido el 10 de junio de 2017. Lo capturaron cuando salió del entierro de Neomar Lander, el joven de 17 años que fue asesinado durante la represión a la altura de El Rosal.

Trabajo publicado originalmente por Crónica Uno, para ampliar información haga click aquí.

Advertisement




Tendencias