article-thumb
   

“Yo cargo una pea”: Así fue escandalosa y lujosa boda del presidente de Pequiven

El Cooperante

Caracas, 24 de noviembre.- El presidente de Pequiven, mayor Rubén Ávila Ávila, planificó a “todo dar” su boda con Ana María Romero Ávila, actual jefa de despacho de la presidencia de la mencionada empresa estatal. Una cooperante, reveló a esta redacción que la “modesta” celebración se realizó la noche del pasado sábado 18 de noviembre en el hotel Concorde, el más exclusivo de Margarita.

Lea también: Rubén Ávila Ávila, el aliado de Hugo Chávez en la intentona del 92 que preside Pequiven

Este recinto, cuenta con salón de belleza, restaurante privado, bar, sala de conferencias, sala de pool y tenis de mesa, playa privada, y gimnasio. A través de su página web y de su Instagram, promocionan sus espacios para diversos eventos, y se especializan en el alquiler de estos, para la celebración de bodas.

La familia Ávila Ávila, está bien enchufada. Según la fuente, la hermana del Mayor General, María Alejandra Ávila Ávila, también está vinculada con las filas revolucionarias. Actualmente, es Gerente de Mercadeo de Monomeros Colombo-Venezolano S.A., una empresa criolla ubicada en Bogotá como filial de Pequiven. La asalariada en dólares, nunca es vista en su oficina.

Por otra parte, está el primo de Ávila Ávila, Félix Ernesto Briceño Ávila. Este funge como Gerente de Finanzas de Monomeros, la empresa que, indició la fuente, es la caja fuerte de la familia, y de donde salieron los fondos para la organización de la boda. Pasajes, logística y vuelos exprés, corrieron por cuenta de la filial radicada en Colombia. No obstante, otro hermano del presidente de Pequiven, también está enchufado en el negocio. José Gregorio Ávila Ávila, es el gerente de IT de Monomeros.

La fortuna que habría cosechado Rubén Ávila Ávila a través de los guisos, lo obligó a nombrar a dos testaferros: Freddy Díaz y Jesús Zurita, quienes manejan el negocio del plástico a Colombia, fletes marítimos sin licitación con una empresa llamada Time Charter y, lo más grave del asunto, es que están traficando la urea hacia Cúcuta, posiblemente para carteles del narcotráfico.

Comentarios

comentarios