article-thumb
   

Bocaranda reveló pormenores del diálogo: “Rodríguez Zapatero generó gran tirantez”

El Cooperante | 15 febrero, 2018

Caracas, 15 de febrero.- El periodista Nelson Bocaranda reveló este jueves detalles de los encuentros del diálogo entre representantes opositores y del chavismo en República Dominicana, destacando que allí se grabaron todas las negociaciones, destacando que una fuente confiable le aseguró que el ministro Jorge Rodríguez mintió a José Vicente Rangel sobre los pormenores de los maratónicos encuentros.

Lea también: “Ese cambio no se discute aquí”: Lo que dijo Jaua en Dominicana sobre Tibisay

“Jorge manipuló lo que comentó, buscando justificar lo que para Maduro ha sido un gran fracaso. Jorge no narró como la presencia de los cancilleres de países facilitadores le molestaba en extremo. Lo hacían sentir incomodo, al extremo que logró que Zapatero les pidiera que como norma no opinaran ante los medios. Por supuesto, los cancilleres de México y Chile protestaron de inmediato”, indicó.

A continuación el texto íntegro publicado en Runrun.es:

En Dominicana se grabó todo. Luego de las declaraciones del ministro Jorge Rodríguez, en el programa de José Vicente Rangel por Televen, recibí una larga llamada telefónica internacional desde una capital del continente.  Su autor siempre ha sido certero y oportuno en sus datos y comentarios, además de sincero en sus afectos y cercanías con el entorno del difunto Hugo Chávez, y ahora de la macolla de seudo empresarios enchufados en la administración madurista.


Un resumen ajustado de lo comentado en esa llamada: “…nada de lo que dijo Jorge con JVR ocurrió así. Manipuló lo que comentó, buscando justificar lo que para Maduro ha sido un gran fracaso. Jorge no narró como la presencia de los cancilleres de países facilitadores le molestaba en extremo. Lo hacían sentir incomodo, al extremo que logró que Zapatero les pidiera que como norma no opinaran ante los medios.

Por supuesto, los cancilleres de México y Chile protestaron de inmediato. Uno de ellos (“Nelson, me reservo su nombre, por ser amigo”) contestó: “el único que puede decirme a mí que debo o no decir, es mi gobierno”. Ello generó gran tirantez. Si bien la reunión tenía como eje central el proceso electoral de este año, Jorge propuso e insistía en que el primer tema a discutir y a lograr acuerdo fuera el de las sanciones internacionales a los altos funcionarios del régimen.

El psiquiatra de diversas maneras exigió esto y no lo logró, lo que, de acuerdo a las instrucciones que llevaba, hacia casi seguro el fracaso del proceso de negociación. Dramático fue el tema de la ayuda humanitaria en alimentos y medicinas. Luego de la explicación de la actual situación que viven los venezolanos por parte de los demócratas, Jorge le dio la palabra a Elías Jaua para que expusiera la posición del régimen al respecto.

La sorpresa fue que el ahora Ministro de Educación Elías Jaua Milano (antes fue ministro de Secretaría, de Economía Comunal, de Agricultura y Tierras, de  Relaciones Exteriores, de las Comunas y Movimientos Sociales y hasta vicepresidente de la República) manifestó que todo lo que allí se decía “era mentira, que son falsedades de los medios y de voceros de la derecha, pues en Venezuela nadie pasaba hambre ni había desabastecimiento de medicinas”.

Los cancilleres presentes no podrían esconder su estupor ante lo que escuchaban. Jorge tampoco contó el domingo el zafarrancho que montó cuando en la primera versión del papel de Rodríguez Zapatero, la fecha para las elecciones presidenciales estaba fijada para el 3 de junio. Fue tal el alboroto iniciado que pidió una conversación a solas con el expresidente español, fuera de toda norma o procedimiento en una mesa de negociación.

También se le pasó a Jorge -sigue narrando nuestra fuente- el porqué de tantas diferencias entre la propuesta de los cancilleres mediadores y la propuesta final de Rodriguez Zapatero. Para mí, que los conozco,  en alguna parte fuera de Dominicana ese documento fue trabajado, fue filtrado de otro entorno (¿La Habana?, preguntó yo sin tener respuesta). Te puedo confirmar la calidad de información que disponen las representaciones diplomáticas sobre lo que ocurre en Venezuela, el dossier es actualizado, es completo, incluyendo a la boliviana y la nicaragüense. Sin embargo, el aporte de estas dos últimas fue mínimo.

Jorge estaba más atento a las comunicaciones a través de su celular que a otra cosa y algo le salió mal. Aquí teníamos entendido que se lograría un consenso basado en el documento que presentaron los cancilleres. Pero algo cambio la seña. Te lo digo así porque no se  quien fue que lo propuso y lo logró, pero desde un inicio acordaron llevar una minuta de cada sesión de trabajo, y lo cumplieron las dos partes. Esos documentos se conocerán.

Allí está el para adelante y para atrás de Jorge. ¿Qué va a pasar? le pregunto: “La presencia o no de la oposición en el proceso electoral convocado determinará el rumbo de la estabilidad de Maduro. La oposición está débil en su unidad, debe rencontrase, fortalecer su aparente jefatura de mando. Maduro debe ceder, y para ello debe comenzar reconociendo que Republica Dominicana fue un fracaso político, no bastará con cambiar a Jorge, cosa que resulta más que obvio.

Y, tercero, a Rodríguez Zapatero hay que sacarlo del juego. Hay que buscarse a otro y de manera urgente. No entiendo como en el juego de las negociaciones la oposición no lo ha reventado. Sobran argumentos y pruebas”. Las apetencias personales parecen privan sobre las del país. La unidad es difícil pero no imposible. “Vienen días más duros” …

Comentarios

comentarios